El Consorcio de Seguros apoyará a Cesce para hacer pólizas de crédito

El organismo reasegurará una parte del riesgo de impago

Sede del Consorcio de Compensación de Seguros.
Sede del Consorcio de Compensación de Seguros.

El Ministerio de Economía quiere apoyar a las compañías para mejorar su financiación a corto plazo durante la grave crisis económica que ha desencadenado el coronavirus Covid-19. Una de las medidas pasa por reforzar los seguros de crédito, que protegen a las empresas ante impagos de los clientes. El plan diseñado es que el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) reasegure una parte de las pólizas de crédito emitidas por Cesce (una aseguradora controlada por el Estado).

El CCS es una entidad pública adscrita al Ministerio de Economía que se dedica a cubrir riesgos catastróficos y seguros de coches que descartan las compañías. Con la crisis de 2009, el organismo ya participó en el reaseguro de pólizas de crédito.

El sector asegurador se ha mostrado muy crítico con la fórmula empleada por el Gobierno para tratar de impulsar esta herramienta de apoyo empresarial. La presidenta de la patronal de los seguros (Unespa), Pilar González de Frutos, considera las cantidades que baraja movilizar el Ejecutivo para este fin como “claramente insuficientes”.

En los últimos encuentros entre Gobierno y aseguradoras, se había barajado la cifra de 200 millones euros en 2020 y 300 millones en 2021. En Alemania, en cambio, se prevén movilizar 30.000 millones de euros para garantizar que los límites de crédito se mantienen en niveles pre-crisis. En Holanda, otros 13.000 millones. Además, en ambos casos, se articulara como una ayuda que no hay que devolver.

Esperando la luz verde de Bruselas

  • Comisión. El Gobierno ya ha remitido su propuesta para apoyar el seguro de crédito a las instituciones comunitarias, y está a la espera de que Bruselas dé luz verde a este plan, basado en el papel de Cesce y en el reaseguro por parte del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).
  • Primas. Al reasegurar una parte de las pólizas de crédito, el CCS percibiría una parte de las primas abonadas por las empresas. De igual forma, en caso de impagos que provocaran siniestralidad en este tipo de seguros, el Consorcio debería acarraear las pérdidas a las que se hubiera comprometido. De acuerdo con fuentes de Economía, el nivel de siniestralidad del seguro de crédito sigue aún bajo control, gracias en parte a los programas de créditos ICO para apoyar a pequeñas y medianas empresas para hacer frente a la pandemia.

En el caso de España, tanto los seguros de crédito que conceda a empresas y pymes la aseguradora pública Cesce “se harán a precios de mercado”, según explican fuentes de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Es decir, que competirá con otras entidades privadas como Crédito y Caución (de Catalana Occidente) o Solunion (participada por Mapfre).

También en el caso del reaseguro aportado por el Consorcio de Seguros, se realizará “en condiciones de mercado”.

De acuerdo con los planes de Economía, las aseguradoras privadas podrán solicitar al CCS el reaseguro de crédito. Sin embargo, la industria es escéptica al respecto, puesto que los grandes líderes, como Crédito y Caución, y Solunión, ya tienen acceso directo al mercado de reaseguro de este tipo de operaciones.

 

Con el parón de la actividad económica, muchas empresas tendrán que echar el cierre y dejarán de pagar a sus proveedores. El deterioro de la solvencia de muchas compañías va a hacer que tengan más dificultades para contratar pólizas de crédito. Serán más caras y tendrán peores condiciones. Con el aumento de los impagos empresariales, crecerá la morosidad y, por tanto, la siniestralidad para este tipo de compañías.

No solo la presidenta de Unespa ha criticado la falta de ambición de Economía en este ámbito. También el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, quien aseguró en un foro empresarial que “si no se protege el seguro de crédito la recuperación de las pymes será mucho más complicada”. También recordó que para el sector asegurador es un ramo secundario, pero para la marcha de la economía puede ser vital.

La propuesta de Unespa es que las ayudas públicas al seguro de crédito se hagan con un reaseguro sin devolución (como hacen Alemania, Francia, Países Bajos...), que haya una mayor dotación presupuestaria y que las ayudas se extiendan al seguro de caución (pólizas para garantizar el cumplimiento de un contrato).

Normas
Entra en El País para participar