política

Iglesias: “Insistí mucho a Sánchez en mantener Bankia pública; perdí esa discusión”

Promete ser “razonable” en sus propuestas de impuestos a las empresas

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha reconocido que perdió la discusión con el presidente Pedro Sánchez sobre mantener Bankia como un banco público, pero que presionará para que, si finalmente se fusiona con CaixaBank (una operación que no gusta a su partido), se mantenga la participación estatal en la nueva entidad resultante.

"En la discusión sobre el programa, yo le insistí mucho a Pedro Sánchez en que mantuviéramos Bankia como un banco público. Perdí esa discusión. Con 35 diputados no pude llegar más lejos y acordamos que íbamos a convertir el Instituto de Crédito Oficial (ICO) en una banca pública. Me hubiera gustado que el destino de Bankia fuera diferente", ha reconocido tras ser preguntado por la fusión Bankia-CaixaBank en una entrevista en la Cadena SER.

Además, Iglesias ha asegurado que en su partidoo "vamos a ser razonables" a la hora de proponer impuestos a las empresas en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado, y que "esto no va a ser un problema" con el PSOE, afirmó en en una entrevista en la Cadena Ser

En cualquier caso, Iglesias insistió en que España padece una desventaja fiscal con la media de Europa y en que acordó con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que la fuente de inspiración de los Presupuestos sea el acuerdo de coalición. Dicho texto recogía un mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades y del 18% para los bancos, que el vicepresidente llamó a aprovechar para recuperar parte del rescate bancario. También insistió en que su formación defiende bajadas de impuestos para las clases medias y trabajadoras, y apuntaló: "En eso vamos a estar de acuerdo".

Respecto a los apoyos con los que los Presupuestos pueden salir adelante, Iglesias insistió en su mensaje recurrente de que la única mayoría "viable" y que da "estabilidad" al Gobierno y a España es la de que apoyó la investidura, y se declaró "convencido" de que al final, "con mucho esfuerzo y con altibajos, la mayoría de la investidura será la mayoría de los Presupuestos".

Iglesias agradeció a los dirigentes de ERC que hayan manifestado públicamente su "disponibilidad" a "negociar los Presupuestos" y, aunque admitió que el Gobierno "tiene la obligación de hablar con todos los grupos", y que el PSOE, en particular, puede mantener "conversaciones muy respetables" con Ciudadanos, por encima de todo está el acuerdo de coalición. En este punto pronunció una frase con connotaciones opuestas a su tenor literal, de forma que sonó casi como una advertencia al PSOE: "Si alguien piensa que este Gobierno ha mentido a los ciudadanos al presentar un programa de legislatura, se equivoca. Sería un fraude a la ciudadanía".

Normas
Entra en El País para participar