Renault invirtió 491 millones en sus fábricas españolas el año pasado

La firma del rombo ganó 110 millones en España el año pasado, un 15% menos

El vicepresidente de fabricación y logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos.
El vicepresidente de fabricación y logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos.

Renault destinó 491 millones de euros a sus cuatro centros de producción situados en Valladolid, Palencia y Sevilla,

Según recogen las cuentas de la compañía recién registradas, este esfuerzo inversor fue posible gracias al resultado de los planes industriales, a la asignación de nuevos productos y al aumento de las capacidades de producción.

La división española del consorcio automovilístico francés obtuvo un volumen de negocio de 7.594 millones de euros el año pasado, lo que supone un leve repunte del 0,2% frente a 2018. El 6% de dicha cifra correspondió al mercado nacional, mientras que el 94% se consiguió en los destinos de exportación. Por su parte, el beneficio neto fue de 110 millones de euros, lo que se traduce en una caída del 15,2% en comparación al ejercicio precedente, por la menor producción.

Durante 2019, Renault España no realizó operaciones con acciones propias y los recursos generados por la empresa fueron de 381 millones de euros, el equivalente al 15% de la cifra de negocio.

El consorcio francés produjo 477.128 vehículos en sus plantas españolas el curso pasado, de los que el 90% se exportó. En concreto, la factoría de Palencia ensambló 240.126 unidades de los modelos Kadjar y Mégane, mientras que la de Valladolid fabricó 237.002 unidades del Captur. En cuanto a las mecánicas, la producción del centro de motores de Valladolid en 2019 fue de 1,34 millones de unidades, al tiempo que la factoría de cajas de velocidades de Sevilla fabricó 996.060 unidades.

Cuarto plan industrial

El vicepresidente de fabricación y logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, anunció a finales de junio del año pasado el cuarto plan industrial para las factorías nacionales de la multinacional, aunque no concretó fechas. “Renault es un pilar para Palencia, Valladolid y Castilla y León y, en general, para España”, subrayó en su día.

El actual, se firmó en abril de 2016 y acaba este año. Según el informe de gestión de las cuentas de la empresa, supuso la creación de 2.000 puestos de trabajo fijos. El grupo galo presentó a finales de mayo su plan estratégico a tres años, a través del que planea un recorte de plantilla de 14.600 personas y costes en 2.000 millones de euros, y España se salva del tijeretazo. Aunque no sea parte de la actividad de la sociedad (lo es de su participada Renault España Comercial), en lo que respecta a las ventas, la marca del rombo vendió 111.671 vehículos en España en 2019, mientas que Dacia entregó 70.187 unidades. En total, el grupo consiguió una cuota de mercado del 12,35% con 181.858 vehículos.

Entre enero y agosto del ejercicio actual, Renault ha matriculado 36.363 automóviles en el mercado español, lo que significa una bajada del 42,4% respecto al mismo periodo de 2019, al tiempo que Dacia ha comercializado 22.767 unidades, 42,2% menos.

Reorganización del grupo

El grupo Renault comunicó el jueves pasado una nueva estructura de negocio para crear una organización más simple y orientada a los resultados. La multinacional francesa tendrá cuatro divisiones: Renault, Dacia, Alpine y Nueva Movilidad. Cada marca tendrá ahora una organización autónoma.

Normas
Entra en El País para participar