Construcción

Los bonistas dan luz verde a OHL para que use los 140 millones blindados por el ICO

El acceso al segundo tramo de 70 millones sigue vinculado a la refinanciación de la deuda

José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.
José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.

Los bonistas de OHL han dado luz verde a la compañía para poder disponer de la totalidad del crédito sindicado de 140 millones de euros blindado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), uno de los dos condicionantes que requiere la empresa para poder acceder al segundo de sus tramos, de 70 millones de euros.

Los titulares de los bonos de 400 millones de euros y 325 millones de euros han renunciado, así, a ejercitar sus derechos bajo las condiciones de estas emisiones, incluyendo la amortización anticipada de los mismos, según ha informado OHLeste viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

OHL 0,64 1,35%

Esto permite a la empresa participada por los hermanos mexicanos Amodio garantizar todos los importes debidos en cada momento bajo el contrato de crédito de 140 millones del ICO firmado el pasado 30 de abril, en el marco de la crisis del Covid-19 que permite un aval del Estado por el 70% del importe.

OHL ya ha podido disponer de uno de los dos tramos en los que se divide este crédito sindicato, de 70 millones de euros, aunque la disponibilidad total del segundo tramo todavía está pendiente del segundo requisito, toda vez que los bonistas ya le han dado el visto bueno en la junta celebrada este viernes.

La sociedad ha vinculado este segundo requisito a la "búsqueda de alternativas estratégicas para reforzar el balance de la sociedad", con el fin de emprender una nueva senda de crecimiento, tras el saneamiento y reestructuración que ha abordado en los últimos años.

Estas alternativas estratégicas pasan por la refinanciación de la deuda de 593 millones que tiene en estas dos emisiones de bonos, que vencen en los años 2022 y 2023, base para garantizar la viabilidad y el crecimiento de la compañía, que asegura contar con potencial para alcanzar a medio plazo, en unos dos años, entre 3.500 y 4.000 millones de euros de ingresos, frente a los casi 3.000 millones del pasado año.

Objetivos

El apoyo de los bonistas, confirmado este viernes, responde al acuerdo alcanzado a principios de agosto que supuso el respaldo mayoritario a la empresa por parte de estos, representativos de la mayoría de sus emisiones de bonos, para disponer de la totalidad del crédito del ICO.

Los tres principales objetivos de la compañía respecto a este proceso de refinanciación son el de reforzar los recursos propios, reducir el endeudamiento de la sociedad y alargar la vida media de la deuda actual. Tras el empujón a la acción que le dieron sus accionistas el pasado martes, cuando sus títulos se dispararon un 16%.

Normas
Entra en El País para participar