Montero se abre a retrasar a 2023 su reforma fiscal para facilitar el pacto presupuestario y la recuperación

La ministra de Hacienda avanza que las medidas de progresividad tributaria pactadas con Podemos podrían aparcarse en el Presupuesto de 2021

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.

Dada la dificultad para poner de acuerdo a las distintas fuerzas políticas contactadas para negociar los Presupuestos Generales de 2021 en el marco de la pandemia del coronavirus en planos como el tributario, la ministra de Hacienda, y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha abierto la puerta a retrasar su reforma fiscal para facilitar la recuperación económica.

La ministra de Hacienda ha admitido que las medidas de progresividad tributaria pactadas con Podemos podrían dejarse para 2022 o 2023 primando ahora las políticas de apoyo a la actividad y soportando parte del gasto con los fondos europeos.

“La fiscalidad forma parte de las conversaciones que mantendremos entre todas las formaciones políticas para tratar de llegar a un acuerdo”, ha avanzado, recordando que “este año los gastos tienen a su vez una partida cuantiosa que incorporar de los fondos europeos pero hay que hablar de las dos materias: gastos e ingresos”.

“El compromiso de este Gobierno de coalición es abordar la reforma fiscal tal y como fijamos en la agenda programática que se firmó con nuestro socio de Gobierno, Unidas Podemos”, ha defendido, recordando que el listado incluye reforzar la “progresividad fiscal; dar mayor rendimiento a algunas figuras que tienen problemas para dar una recaudación justa”, usar los recursos para reforzar la sanidad, impulsar la transformación medioambiental, o “combatir la competencia desleal” entre sectores analógicos y digitales.

Sin embargo, ha matizado, “cuando ha sobrevenido una pandemia con una crisis económica sin precedentes lo inteligente es adaptar esa agenda fiscal al momento”, a fin de acompañar la recuperación de forma prioritaria.

“Desarrollaremos a lo largo de la legislatura la agenda fiscal pactada con Podemos y otros partidos que apoyaron la legislatura, pero hablamos del Presupuesto 2021 y la legislatura durara cuatro años”, ha añadido. “Tenemos que ser capaces de adaptar esa fiscalidad a acompañar el crecimiento económico” y estudiar “si justo es en 2021 cuando hay que ponerla en marcha o sería en 2022 o 2023”.

Normas
Entra en El País para participar