El Gobierno acepta retomar la mesa de Cataluña este mes para atraer a ERC a sus Presupuestos

Rufián solicita que el diálogo se retome a mediados de este mes para negociar unas cuentas "de izquierdas" que ve incompatibles con la participación de Ciudadanos

Presupuestos Generales España
El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, se reúne con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en La Moncloa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha continuado este jueves con la ronda de contactos abierta con todos los grupos políticos para tratar de buscar apoyos para los Presupuestos Generales de 2021, después de que en la primera jornada, del miércoles, el PP rechazara dar su aval y Ciudadanos se abriese a negociar.

Sánchez ha recibido este jueves al portavoz del ERC, Gabriel Rufián, durante algo más de una hora, y después al representante del PNV, Aitor Esteban, partidos clave para investidura de Sánchez que está por ver si se avienen a avalar el diseño de unas nuevas cuentas publicas.

Sin hablar de líneas rojas, ERC ha dejado claro que ve necesario retomar la mesa de diálogo sobre el secesionismo en Cataluña este mismo mes como paso previo a la negociación de los nuevos Presupuestos. El Gobierno se ha mostrado dispuesto a retomar este marco de negociación en los próximos días.

Con todo, un bache en el horizonte es la la “incomodidad” que suscita para estos partidos el acercamiento del PSOE a Ciudadanos. Así lo ha manifestado Rufián, en una rueda de prensa posterior al encuentro celebrada desde el Congreso de los Diputados, que ha subrayado que la presencia del partido de Arrimadas en el diseño de las cuentas, no contenta ni a ERC, ni a PNV, ni a Unidas Podemos, socio de los socialistas en el Ejecutivo.

“Arrimadas y compañía dicen constantemente que quieren que estos Presupuestos no se pacten en un despacho con Iglesias y Rufián. La gente de izquierdas de este país no quiere que estos Presupuestos se negocien en un despacho del Ibex, que es lo que pasaría con Ciudadanos”, ha expuesto.

“Somos incompatibles con un partido que negocia con [Isabel Díaz] Ayuso en Madrid y con Vox en Andalucía”, ha dicho Rufián, destacando su negativa a avalar unas cuentas que hayan sido diseñadas por Ciudadanos.

"Unos Presupuestos Generales del Estado, para un Gobierno es ponerle música, ponerle números a un proyecto político. Es falso, es falaz, que no tienen ideología”, ha dicho en referencia a la petición de Arrimadas de que no la tengan. “Un Presupuesto tiene ideología, es el principal proyecto político de un partido y un gobierno. Es falaz decir que son iguales si son con un Gobierno de derechas como es Ciudadanos, que con uno de izquierdas, como es ERC”, ha subrayado, manifestando que su disposición es a apoyar unas cuentas progresistas.

En todo caso, y pese a rechazar “las sogas al cuello, las líneas rojas, la testosterona en política”, Rufián ha manifestado que para comenzar a plantearse el apoyo a esos Presupuestos, sería necesario que el Gobierno cumpla antes los compromisos firmados por escrito para la investidura: fundamentalmente retomar la mesa de negociación sobre el secesionismo en Cataluña.

“Creemos que para que nos pidan un segundo acuerdo primero tiene que cumplir el primero”, ha defendido, considerando necesario que la mesa se vuelva a reunir a mediados de este mes, aunque mostrándose abierto a dialogar sobre las cuentas de 2021 en cualquier caso.

“La gente no come banderas, la prioridad son políticas para salir del agujero en el que estamos” inmersos como consecuencia de la pandemia del Covid-19, ha asegurado en torno a sus prioridades de cara al diseño de las cuentas. “Pero también hay un conflicto político que hay que resolver”, ha dicho en referencia a su pretensión de que el Gobierno se siente a debatir las pretensiones de los partidos independentistas catalanes o a reevaluar la situación de los políticos presos por el procés.

El Gobierno no ha tardado en responder afirmativamente a la principal petición de ERC para desbloquear la negociación de los Presupuestos, aceptando convocar la mesa de negociación sobre Cataluña en las próximas semanas.

Así lo ha anunciado la portavoz del Gobierno, y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una rueda de prensa posterior a los encuentros en la que ha recordado que este Ejecutivo se marcó el diálogo sobre el conflicto catalán como una de sus prioridades programáticas.

“No hay problema para reunirnos cuando las agendas” de Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, lo permitan. “ERC pide a mediados de septiembre y por este Gobierno no hay problema”, ha añadió, subrayando que a partir de ahí la prioridad es poner en marcha unos “Presupuestos de reconstrucción” tras la pandemia del Covid-19.

Retomar la mesa de negociación sobre Cataluña llega en un momento especialmente delicado, pues el president de la Generalitat, Quim Torra, podría ser inhabilitado por el Tribunal Supremo el próximo 17 de septiembre. En paralelo, el president ha remodelado este jueves su Ejecutivo para reforzar al ala más dura del independentismo ante las tensiones internas de su grupo –sin afectación sobre los de ERC- y Cataluña se encamina a un proceso electoral que podría dejar en vilo cualquier movimiento de apoyo a las cuentas del Gobierno central.

Sin veto a Ciudadanos

Durante algo más de una hora de reunión con Rufián, Sánchez, ha expuesto Montero, ha "hecho hincapié en la necesidad de acompañar un crecimiento vigoroso con la ayuda de los fondos eurpeos negociados con Bruselas" y de tomar medidas progresistas, en línea con las reclamadas por ERC, para que "ningún ciudadano quede atrás". "Este no es un Presupuesto más", remachado la minsitra de Hacienda.

En cuanto a la negativa de ERC a dar entrada a Ciudadanos en la negociación de los Presupuestos, Montero ha defendido que en este momento de pandemia hay que “superar esquemas prácticos para encontrar los elementos que nos unen”. Como cuando se da un incendio o una inundación, ha ilustrado, hoy “hay una emergencia nacional”, que requiere que esté “todo el mundo a una, se aparcan las rencillas políticas” y se logren pactos.

“Este Gobierno no va a elegir a unos para excluir a otros” de la negociación de las cuentas, ha aclarado Montero, que ha dicho que lo que está haciendo Sánchez es “pidiendo generosidad a todas las fuerzas políticas para que no se produzcan vetos cruzados”.

El PNV, abierto a negociar

Finalmente, Montero ha valorado muy positivoamente el encuentro entre el presidente del Gobierno y los nacionalistas vascos, que estarían abiertos a negociar su apoyo a los Presupuestos Generales de 2021.

“Como siempre, el PNV facilita siempre el que realmente podamos desarrollar las políticas y agendas que tenemos comprometidas en el acuerdo estable del inicio de la legislatura y que podamos seguir trabajando en los Presupuestos para hacer realidad los compromisos con el Partido Nacionalista Vasco”, ha añadido Montero sobre el encuentro entre Sánchez y Esteban, aplaudiendo la disposición del grupo para el desarrollo de las nuevas cuentas.

Normas
Entra en El País para participar