Reestructuraciones

Abengoa negocia con más bancos para que le inyecten 230 millones de liquidez

El efectivo que ha pactado el grupo de ingeniería se sitúa ahora en 203 millones

Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa.
Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa.

El tercer rescate de Abengoa está en curso. Y su presidente, Gonzalo Urquijo, ha presentado este miércoles a través de una conferencia telemática el plan de salvamento que se anunció el pasado 6 de agosto. Los acreedores financieros que no se han sumado tienen hasta el 11 de septiembre para dar su luz verde a la nueva hoja de ruta. El máximo responsable del grupo de ingeniería ha reconocido que la liquidez pactada actualmente con la banca es de 203 millones, pero que negocia con otras entidades para sumar algún "gran banco o caja adicional" y subirla hasta los 230 millones.

El efectivo llegará a través de un préstamo a cinco años garantizado por el ICO con sus avales anti-Covid, y también recibirá una línea de avales a cinco años por 126,4 millones de euros, ampliable hasta 300 millones, respaldada por el Estado a través de la aseguradora Cesce, que blinda el 60%. La Junta de Andalucía, además, se ha comprometido a aportar 20 millones de euros adicionales. El primer desembolso de la liquidez está previsto para septiembre y el segundo, para diciembre.

ABENGOA 0,02 56,31%
ABENGOA B 0,01 63,16%

Todos estos recursos cubrirán las necesidades de la compañía hasta finales del próximo año, según Gonzalo Urquijo. La nueva cabecera del grupo será Abenewco 1 (Nueva Abengoa), a la que se traspasará el negocio, mientras que Abengoa SA quedará como una sociedad vacía, con deudas y una participación máxima del 2,7% en la compañía que agrupará los activos. Siempre y cuando logre salvarse. La situación será similar a la de Pescanova, que controla el 1,6% de Nueva Pescanova.

Nueva Abengoa dará una vuelta absoluta a la deuda, tras un acuerdo con un grupo de inversores y acreedores financieros que participan en el pasivo y que proveerán la nueva liquidez. Entre los bancos que han participado están Santander, Bankia y Crédit Agricole, que se convertirán en accionistas de referencia, al igual que la gestora de capital riesgo KKR. También participarán en el capital CaixaBank, BBVA y Bankinter, entre otras entidades.

Gonzalo Urquijo ha reconocido que Abengoa SA, la empresa cotizada, está en causa de disolución y que el salvamento de Nueva Abengoa no implica que se pueda rescatar a la empresa cotizada. Esta, como recordó ayer la CNMV, "se encuentra en situación de patrimonio negativo [388 millones de euros a cierre de 2019]" y para su supervivencia debe "alcanzar un acuerdo con los acreedores", señala el supervisor.

El presidente de Abengoa ha advertido además de que el 2,7% que Abengoa SA tendría en Nueva Abengoa se logrará solo si logra salir de esa causa de disolución. Es necesario que la deuda de Abengoa SA de 153 millones de euros con sus acreedores comerciales se convierta en préstamos participativos con al menos el 96% de adhesiones, según ha advertido el presidente de la empresa, que ha insistido en que hará todo lo posible para que así sea.

Normas
Entra en El País para participar