Aerolíneas

Finnair anuncia 1.000 despidos permanentes y miles más temporales por la pandemia

Eleva su plan para reducir sus costes fijos hasta los 100 millones anuales, 20 millones más de los previstos hasta ahora

Finnair anuncia 1.000 despidos permanentes y miles más temporales por la pandemia

La aerolínea finlandesa Finnair ha anunciado este martes un plan para despedir de forma permanente a mil empleados, el 15% de su plantilla, y aplicar despidos temporales de larga duración a otros miles de trabajadores, debido al impacto de la pandemia de coronavirus en sus operaciones.

La compañía aérea indicó que negociará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con 2.800 de los cerca de 6.200 trabajadores que tiene en Finlandia para eliminar 1.000 empleos, dentro de un plan para reducir sus costes fijos en 100 millones anuales, 20 millones más de los previstos hasta ahora.

Estos recortes responden a una caída de sus ingresos más persistente de lo anticipado en un principio. Aunque la aerolínea mantiene en sus planes la previsión de que el tráfico de pasajeros recuperará el nivel de 2019 en dos o tres años, ahora espera que esto ocurra hacia el final del periodo.

Este ERE no incluirá al personal de vuelo -pilotos y tripulantes de cabina-, quienes sí se verán afectados por despidos temporales, a fin de que puedan volver a sus puestos de trabajo a medida que la situación mejore y se reactive el tráfico aéreo.

La compañía se ha comprometido a ayudar a los empleados afectados a través de un programa social, que incluirá apoyo en la búsqueda de un nuevo trabajo, capacitación y orientación sobre emprendimiento.

"La pandemia y las restricciones de viaje excepcionalmente estrictas que ha impuesto Finlandia han afectado la demanda de vuelos, por lo que operaremos sólo una pequeña parte de nuestra capacidad en comparación con el año pasado", afirmó el consejero delegado de Finnair, Topi Manner.

El máximo responsable de la aerolínea, cuyo accionista mayoritario es el Estado finlandés, calificó la pandemia de COVID-19 como "la crisis más grave de la aviación", y señaló que en estos momentos no se vislumbra una mejora de la situación a corto plazo.

Finnair aplicó desde principios de marzo despidos temporales que afectaron a prácticamente la totalidad de su plantilla, tras ver cómo sus operaciones se reducían hasta apenas el 5% de lo habitual como consecuencia de las restricciones a los viajes adoptadas por la pandemia.

En la primera mitad del año, el grupo multiplicó por 40 su pérdida neta respecto al primer semestre de 2019, hasta los 314 millones de euros, y en junio lanzó un plan de recapitalización por valor de 500 millones de euros para apuntalar su maltrecha situación financiera.

Normas
Entra en El País para participar