Autónomo o pyme con trabajadores en ERTE. ¿Pueden o no pueden contratar?

La ley establece que mientras se esté aplicando un ERTE no se pueden contratar nuevos trabajadores. Aunque existen excepciones.

autónomos pymes contratar ERTE

La crisis de la Covid-19 ha afectado tanto a empresas como a trabajadores autónomos. Hay, incluso, autónomos que tenían trabajadores contratados y a los que la crisis les obligó a hacer un ERTE a sus empleados. Sin embargo, una vez que la situación está volviendo a la normalidad, es posible que o por temor a no remontar o por tratarse de empleos temporales, no quieran readmitir nuevamente a esos trabajadores. Muchos se preguntan cuál podría ser la solución en estos casos o si podrían contratar trabajadores en otra modalidad.

Según el decreto-ley de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial, los empresarios que tengan empleados en el ERTE no podrán contratar otros trabajadores cuando aún tengan activos expedientes de regulación de empleo. La normativa indica que el empresario no puede externalizar la actividad ni realizar nuevas contrataciones mientras que se estén aplicando los expedientes de regulación temporal de empleo.

Contratar a nuevos trabajadores

Más allá de la normativa, en un análisis en el portal especializado supercontable.es profundizan en esta cuestión. Según explican, solo se permitirá contratar a nuevos trabajadores en el caso de que los actuales no puedan, debido a la formación o capacidades, hacerse cargo de nuevas tareas en el centro de trabajo. No obstante, esto deberá notificarse previamente a los representantes legales de los trabajadores.

Los empleados tampoco podrán hacer horas extra mientras se lleve a cabo la aplicación de los expedientes de regulación temporal de empleo.

Infracciones y pérdida de subvenciones

En el caso de no cumplir con lo que manda la ley, la empresa podría concurrir en una infracción, según se contempla en la normativa. Las infracciones van desde multas de 6.251 euros hasta los 187.515 euros.

Además, la ley contempla que las multas también lleven aparejadas otro tipo de sanciones como son la pérdida de ayudas y bonificaciones, de los beneficios de la aplicación de programas de empleo o de Formación Profesional a partir del momento en el que se comete la infracción.

Normas
Entra en El País para participar