Motor

Nissan dice que el ERE de Acciona deja en el aire el reinicio de la producción

La empresa española acusa a la automovilística de "falta de respuesta" y abocarla al cierre

Protesta de los trabajadores de Acciona Facility Services empleados en la planta de la Zona Franca de Barcelona por el anuncio de Nissan de cerrar las plantas catalanas.
Protesta de los trabajadores de Acciona Facility Services empleados en la planta de la Zona Franca de Barcelona por el anuncio de Nissan de cerrar las plantas catalanas.

La dirección de Nissan ha reconocido que la decisión de Acciona de romper anticipadamente el contrato con la multinacional japonesa y echar a sus 500 trabajadores pone a la compañía "en una difícil situación" para la reanudación de sus actividades industriales el próximo 24 de agosto.

A principios de este mes, la dirección y los sindicatos de Nissan alcanzaron un acuerdo para el cierre de las plantas barcelonesas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca en diciembre de 2021 y el reinicio de las operaciones -la producción estaba parada por una huelga de la plantilla- a finales de agosto.

Sin embargo, las empresas subcontratadas de Nissan podrían truncar los planes de la compañía automovilística. Por el momento, Acciona, encargada de la logística en las plantas de Nissan, ha comunicado un ERE para 500 empleados y ha dado por roto de forma anticipada su contrato con la empresa nipona, que expiraba en marzo de 2021.

En un comunicado, Nissan ha confirmado que el pasado 6 de agosto Acciona le comunicó formalmente la resolución del contrato "de forma unilateral e inmediata", con efectos de 10 de agosto. Esta "actuación injustificada por parte de Acciona", explica Nissan, le pone "en una difícil situación" para poder retomar la producción el 24 de agosto, como está previsto.

"La dirección de la compañía está analizando las alternativas y acciones de carácter urgente que debería implementar para poder mantener el compromiso de reiniciar su actividad de producción de vehículos a finales del mes de agosto, como parte del acuerdo alcanzado con la representación social", explica la multinacional.

Respecto a la amenaza de algunos proveedores de ir a la huelga, Nissan subraya que "la mejor opción a corto plazo" para todos ellos es el reinicio de la actividad tras la parada técnica de verano, pues ello permitiráa mantener la carga de trabajo hasta diciembre de 2021.

Los responsables de Nissan aseguran asimismo que procederán a revisar los contratos que la empresa mantiene con sus proveedores con el objetivo de garantizar la actividad hasta la fecha de cierre acordada.

Recuerda, además, el acuerdo alcanzado con plantilla y administraciones para incluir a los proveedores en la comisión de trabajo para la reindustrialización, cuyo objetivo es buscar alternativas industriales en las plantas de Nissan en Cataluña.

Acciona acusa a Nissan de "falta de respuesta" y abocarla al cierre

Acciona Facility Services ha acusado Nissan de no haber ofrecido ninguna solución a sus proveedores ante el futuro cierre de las fábricas catalanas, y ha subrayado que esta "falta de respuesta e indefinición" ha conducido a sus subcontratas a una situación "insostenible".

Acciona, encargada de la logística en las fábricas de Nissan, ha decidido romper de forma anticipada el contrato con la multinacional japonesa, que concluía en marzo de 2021, y presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 500 trabajadores debido a que la producción de las plantas está parada desde hace más de tres meses por una huelga de los trabajadores.

Fuentes de Acciona Facility Services han defendido su decisión, al señalar que Nissan "en ningún momento" ha ofrecido a sus subcontratistas una solución que tuviera en cuenta sus problemas y las necesidades de los trabajadores.

Ello les ha llevado a una situación límite, con todos los recursos materiales y humanos disponibles y parados desde el mes de marzo, lo que "hace inviable mantener la actividad en las condiciones en las que Nissan pretende".

"Nissan no ha ofrecido en ningún momento a sus proveedores información sobre sus perspectivas y planes de actividad", afirman las citadas fuentes, que recalcan asimismo que la firma automovilística ha desoído las alternativas planteadas por Acciona.

La subcontrata, que se ve como "una víctima más" de la decisión de Nissan de cesar su actividad industrial en Cataluña, "permanece abierta a cualquier opción de continuidad que no perjudique los intereses de la compañía ni los derechos de sus trabajadores", puesto que su principal interés hubiera sido seguir colaborando con Nissan en España "durante una década más".

Al margen de Acciona, otras empresas subcontratadas de Nissan amenazan con impedir la reapertura de la planta de la Zona Franca con una huelga indefinida para reclamar unas condiciones de salida dignas tras el cierre de la automovilística.

Normas
Entra en El País para participar