Infraestructuras

ACS y Siemens conectarán a tierra un gigante de 900 MW eólicos en el Mar del Norte

Dragados Offshore contruirá una plataforma de 19 toneladas en la planta gaditana de Puerto Real

Parque eólico marino de EnBW en el mar Báltico.
Parque eólico marino de EnBW en el mar Báltico.

El desarrollo de la energía eólica marina en Europa está consolidando a ACS como suministrador de grandes plataformas para esta prometedora industria. La especialista es su filial Dragados Offshore, quien se ha adjudicado la plataforma de conversión HVDC (convierte la energía eléctrica de corriente alterna de alto voltaje en corriente continua de alto voltaje) para el proyecto alemán Borwin5, en el Mar del Norte.

El trabajo ha sido encargado por la instaladora germana de sistemas de transmisión eléctrica Tennet al consorcio formado por Dragados y Siemens. Su labor consistirá en implantar el sistema de transmisión de energía eléctrica, sobre una capacidad instalada de 900 megavatios (MW), desde el macrocampo eólico marino He Dreiht.

El contrato, para equipar el parque eólico marino He Dreith, es de 400 millones

Este último, uno de los cinco mayores parques offshore de Europa, está siendo promovido por la eléctrica EnBW en la costa alemana de Borkum. El consorcio también se ocupará de habilitar el convertidor de conexión ya en tierra firme.

El contrato, con una valoración cercana a los 400 millones de euros, supone una importante carga de trabajo para las instalaciones de Dragados Offshore en Puerto Real (Cádiz), de donde saldrá la plataforma en abril de 2025.

La corriente alterna en tres fases que parte de He Dreiht debe convertirse a corriente continua de 320 kV en la plataforma BorWin, y ser transportada hasta la costa a través de un cable submarino de 120 kilómetros. El punto de entrada, en Baja Sajonia, es Hilgenriedersiel, desde donde se tenderá un nuevo cable subterráneo de 110 kilómetros hasta Garrel, al norte de Cloppenburg, donde se encontrará el citado punto convertidor.

Los dos socios del consorcio tienen repartidos sus papeles, con ACS ocupándose del suministro de la plataforma. Entre sus competencias se incluye la ingeniería de detalle y diseño, el suministro de materiales, fabricación, construcción, carga, transporte e instalación de la plataforma en alta mar. Dragados Offshore también se hará cargo de la instalación y puesta en marcha. Siemens, por su parte, suministrará los equipos de HVDC y desarrollará la subestación en tierra.

Una vez finalizada, Borwin5 tendrá un peso de 12.000 toneladas e incluirá un módulo para albergar a los técnicos y un helipuerto. Los soportes o jackets de la estructura, por su parte, tendrán un peso de 7.000 toneladas.

La conexión a tierra precisará un cable submarino de 120 kilómetros y otro subterráneo de 110

El parque de EnBW debería estar transmitiendo energía por el sistema HVDC en la recta final de 2025, llegando unos meses después la recepción de la plataforma por parte de la compañía eléctrica.

Experiencia

La pareja que forman Dragados Offshore y Siemens contaba con un proyecto previo, encargado por Tennet en el verano de 2017, para el parque Dolwin6, también en el Mar del Norte. Los trabajos de construcción, valorados en más de 300 millones de euros, se están llevando a cabo en Puerto Real, con final previsto en 2022.

De la planta de ACS en la Bahía de Cádiz han salido en los últimos años dos de las mayores plataformas de los últimos tiempos, una de gas, de 2.500 toneladas, que Total tiene en funcionamiento en Argentina, y una segunda de 21.000 toneladas para la extracción de petróleo en el Mar del Norte por parte de Statoil.

La eléctrica EnBW se ha convertido en un jugador clave en el terreno de la energía eólica offshore. Fue la primera en llevar turbinas al mar Báltico, con su parque Baltic 1. A este le siguió el campo Baltic2, sumando un total de 330 MW en ese emplazamiento. Ya en el Mar del Norte, la compañía cuenta con tres desarrollos: Hohe See (497 MW), Albatros (112 MW) y He Dreiht, que contará con los citados 900 MW. La construcción de este último arrancará en 2023.

El parque fue adjudicado en abril de 2017 por EnBW en la primera subasta de Alemania para la instalación de energía eólica en alta mar. Una de sus singularidades es que no ha recibido ayudas públicas.

La promotora buscará ahora sinergias en la operación de sus tres grandes plantas eólicas en el mar del norte, con 1.500 MW, para suministrar electricidad a precios competitivos.

 

Normas
Entra en El País para participar