Asia

La policía de Hong Kong detiene al magnate de la prensa Jimmy Lai y las acciones de su empresa se disparan un 200%

El propietario de Next Digital, la empresa que publica el diario de oposición Apple Daily, ha sido detenido hoy por presunta "conspiración extranjera" bajo la nueva ley de seguridad nacional

La sede del 'Apple Daily' después de que el magnate de los medios de comunicación y fundador del Apple Daily Jimmy Lai fuera arrestado en su casa en Hong Kong.
La sede del 'Apple Daily' después de que el magnate de los medios de comunicación y fundador del Apple Daily Jimmy Lai fuera arrestado en su casa en Hong Kong. EFE

El magnate de los medios de comunicación de Hong Kong, Jimmy Lai, se ha convertido en la persona más destacada arrestada en virtud de la nueva ley de seguridad nacional de Hong Kong. El propietario de Next Digital, la empresa que publica el diario de oposición Apple Daily, ha sido detenido hoy por presunta "conspiración extranjera" bajo la nueva ley de seguridad nacional aprobada por Pekín en junio pasado.

Las acciones de NextDigital, empresa que edita el diario Apple Daily, se han disparado hoy un 188% en la Bolsa de Hong Long, a raíz de la detención de Lai.

Lai, de 71 años, ha sido uno de los más prominentes activistas de la democraciaen la ciudad gobernada por los chinos. Su arresto se produce en medio de la campaña de Beijing contra la pro-democracia la oposición en la ciudad y alimenta aún más las preocupaciones sobre los medios de comunicación y otros las libertades prometidas a la antigua colonia británica cuando regresó a Chinaen 1997.

La ley de seguridad castiga cualquier cosa que China considere subversión, la secesión, el terrorismo y la connivencia con fuerzas extranjeras con hasta la vida en la prisión. Los críticos dicen que aplasta las libertades, mientras que los partidarios dicen que lo hará traer estabilidad después de las prolongadas protestas pro-democracia del año pasado.

Lai ha sido un visitante frecuente en Washington, donde se ha reunido con funcionarios, incluyendo al Secretario de Estado, Mike Pompeo, para conseguir apoyo para la democracia de Hong Kong, lo que llevó a Beijing a etiquetarlo como "traidor".

La policía de Hong Kong dijo que habían arrestado a siete hombres, de edades comprendidas entre 39 y 72, por sospecha de violación de la nueva ley de seguridad, sin nombrary añadió que era posible hacer más arrestos.

El Apple Daily, que publicó en su página de Facebook un flujo de vida de los oficiales de policía que recorren la sala de redacción y revisan los archivos, informó de que Lai había sido sacado de su casa el lunes temprano.

La retransmisión en vivo mostraba al personal al que se le pedía que mostrara documentos de identidad. Algunas oficinas ejecutivas fueron selladas con cordones rojos. El propio Lai fue llevado a la oficina más tarde.

"No podemos preocuparnos tanto, sólo podemos seguir la corriente", dijo Lai, antes de ser escoltado a un vehículo policial.

La policía dijo que alrededor de 200 oficiales entraron en el local con una orden judicial de registro. La ley permite a la policía registrar los locales sin una "orden de registro" si se dan "circunstancias excepcionales", y también permite que los documentos, el equipo y los activos financieros sean confiscados.

La búsqueda terminó a media tarde y la policía dijo que había recogido 25 cajas de pruebas. El Apple Daily informó que uno de los hijos de Lai, Ian, también había sido arrestado en su casa.

Next Digital, que publica el Apple Daily, cayó un 16,7% antes de repuntar hasta un 344% después de que en diversos foros se pidiera a los inversores que compraran acciones como una muestra de apoyo.

Crítico con Pekín

Lai, nacido en la ciudad meridional china de Cantón, inició su fortuna en la industria textil y más tarde se introdujo en el sector de los medios de comunicación y fundó el Apple Daily, conocido por sus posiciones críticas con Pekín y en apoyo del movimiento prodemocrático hongkonés.

Cuando a principios de este año fue acusado por su participación en las manifestaciones de protesta de 2019 en la ciudad, los medios oficiales chinos le calificaron de "la mente en la sombra de los disturbios".

El 30 de junio, cuando entró en vigor la ley de seguridad nacional, Lai consideró que la nueva normativa era "la sentencia de muerte para Hong Kong" y dijo estar "preparado para ir a la cárcel".

Hong Kong dispone de un alto grado de autonomía desde que volvió a la soberanía china de manos británicas en 1997 y sus ciudadanos gozan de derechos como la libertad de expresión y prensa, impensables en la China continental.

La ley de seguridad nacional establece penas de hasta cadena perpetua para los delitos de secesión, subversión, terrorismo o "confabulación con fuerzas extranjeras".

Normas
Entra en El País para participar