Aerolíneas

Delta insta a 3.000 asistentes de vuelo a tomarse bajas no retribuidas de hasta un año

Ofrecen también trabajar en meses alternos o postularse a empleos de su departamento de catering

Delta insta a 3.000 asistentes de vuelo a tomarse bajas no retribuidas de hasta un año

Delta Air Lines ha instado a 3.000 asistentes de vuelo a tomarse bajas no retribuidas de hasta un año de duración para evitar que la compañía estadounidense tome otro tipo de acciones como consecuencia de la baja demanda que vive el sector este verano como consecuencia de la pandemia del Covid-19. 

"Teniendo en cuenta nuestra programación futura -y reconociendo que habrá cambios en esta debido a la volatilidad del virus- confinamos que tendremos más personal del necesario entre octubre y el verano de 2021", ha explicado Allison Ausband, vicepresidenta sénior de Servicio en Vuelo de la aerolínea en una carta remitida a los empleados a la que ha tenido acceso la CNBC. "Seguimos poniendo a nuestros empleados por delante y por ello introducimos diversas opcipones para que puedan preservar sus empleos".

Según Ausban, Delta necesitaría que al menos 3.000 de sus 20.000 asistentes de vuelo se tomarán permisos no retribuidos de entre cuatro y 12 meses de duración, entre otras alternativas ofrecidas por la compañía, para evitar despidos. Entre las otras opciones propuestas está la posibilidad de compartir horario con otros empleados o trabajar meses alternos. Asimismo, también podrán optar a trabajar en el departamento de catering con un sueldo similar al que reciben actualmente.

Alrededor de 17.000 empleados de Delta, el 20% de la compañía, para las prejubilaciones ofrecidas por la aerolínea, que incluyen indemnizaciones económicas y programas de asistencia médica, entre otros beneficios. Más de 4.000 asistentes de vuelo han optado por abandonar la compañía a cambio de acceder a estas ofertas. Tanto Delta como sus competidores han instado a sus empleados a tomar estas alternativas para contener las pérdidas financieras de las empresas durante la pandemia.

El gigante estadounidense está pagando cara su expansión a Latinoamérica por el impacto de la pandemia en sus participadas, Latam (20%) y Aeroméxico (49%), ambas acogidas al concurso de acreedores (Capítulo 11) en EE UU.

Normas
Entra en El País para participar