Google se toma un aperitivo de seguridad para hogares y empresas

ADT se disparó un 60% en Bolsa el lunes al anunciar la venta de un 6,6% a Alphabet

En la imagen, el logo de Google.
En la imagen, el logo de Google. EFE

No todos los días llama a la puerta una empresa de un billón de dólares. El grupo de seguridad para hogares y empresas ADT se disparó un 60% en Bolsa el lunes al anunciar la venta de un 6,6% a Google por 450 millones. El acuerdo incluye la inclusión de Nest, los termostatos de Google, y otros dispositivos, en su línea de productos.

El jefe de ADT, Jim DeVries, no pretende que su compañía pueda hacer el tipo de cosas que hace el gigante en cuanto a hardware o inteligencia artificial, en relación con la domótica y el internet de las cosas en general. La nueva sociedad añade esas tecnologías a las consolidadas credenciales del servicio de seguridad de ADT, que cuenta con más de 6 millones de clientes. Google, por supuesto, consigue ese mercado ya hecho. Y juntas, tienen una oferta más completa para el sector de la casa inteligente, que crece un 20% anual según ADT.

Simplificando, el aumento del valor de mercado implica un ebitda extra de 500 millones al año, según la ratio valor empresarial/ebitda del viernes, 7,5. Con el margen del 40% obtenido en el primer trimestre, eso significaría 1.300 millones en ingresos anuales más, un fuerte aumento de casi un cuarto respecto a la tasa de proyección actual. En realidad, los inversores probablemente piensan que la oportunidad es aún mayor, pero tal vez más adelante.

Hay quien también puede prever nuevas opciones para el destino corporativo de ADT. Su acción cotizó el lunes por encima del precio de su OPV de 2018, 14 dólares, por primera vez desde entonces. Los fondos de private equity dirigidos por Apollo Global Management, que compraron ADT en 2016, aún poseen más del 80%.

Si la sociedad va bien después de la inversión de prueba de Alphabet, podría comprarlo todo. Asumiendo que ya ha hecho la mayor parte de su due diligence, sería un paso poco exigente para una empresa que vale 100 veces más que ADT. La tecnología de las casas inteligentes es apasionante, pero para Apollo y otros inversores, un atisbo de salida rentable puede ser aún más atractivo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías