Tecnología

Ibermática eleva un 6% sus ingresos durante el primer semestre pese al Covid

Eleva un 66% su beneficio antes de impuestos entre enero y junio. Amplía su equipo en 100 personas hasta 3.650, su mayor cifra histórica

El consejero delegado de Ibermática, Juan Ignacio Sanz.
El consejero delegado de Ibermática, Juan Ignacio Sanz.

La compañía tecnológica vasca Ibermática asegura haber capeado los primeros embates de la crisis por el coronavirus “con nota”. La empresa explica a CincoDías que en el periodo de enero a junio ha impulsado todos sus principales indicadores a pesar de la fuerte caída registrada en los mercados a nivel general. Durante el primer semestre, Ibermática alcanzó una cifra de negocio de 126 millones de euros, un 6% más frente al mismo periodo de2019. Igualmente, obtuvo un beneficio antes de impuestos de 4,8 millones, un 66% más, y su ebitda creció un 25% al pasar de 6,9 millones a 8,6 millones.

Desde la compañía también resaltan cómo en este periodo la plantilla de Ibermática ha crecido en más de 100 profesionales, alcanzando la mayor cifra de su historia, con casi 3.650 personas.

Solo durante el segundo trimestre del año, periodo donde se dejó sentir más el impacto de la pandemia, Ibermática obtuvo un importe neto de su cifra de negocio de 61,5 millones, un millón más que en el mismo periodo del año anterior. También su ebitda subió muy ligeramente al pasar de 4 millones a 4,3 millones.

Durante estos meses, la compañía ha cerrado múltiples contratos, entre ellos uno de 12 millones con Iberdrola para dar soporte técnico a la infraestructura de tecnologías de la información de la eléctrica en España, EE UU y Reino Unido. Y dos con el Servicio Vasco de Salud, uno de ellos para dar soporte técnico al call center que habilitó este organismo para informar sobre el covid y otro para crear un chatbot para que informara sobre la pandemia desde su web.

Juan Ignacio Sanz, consejero delegado de Ibermática, explica que “el mercado ha valorado en esta crisis la implicación del equipo humano de la compañía, que es lo que realmente nos hace diferentes de otras empresas y marca nuestra ventaja competitiva”. “Además, nos hemos sabido adaptar a las necesidades de nuestros clientes, revisando acuerdos e incorporando la digitalización en sus procesos y haciéndolos más eficientes”.

Sanz destaca la “amplia batería de servicios y soluciones tecnológicas que han puesto a disposición de sus clientes para combatir los efectos del Covid” y cómo el mercado ha valorado “muy positivamente" la gestión que han hecho ante esta crisis, "asegurando la continuidad de la práctica totalidad de nuestros clientes y la generación de nuevos proyectos con otras organizaciones”.

Aunque es difícil aventurar escenarios en la situación actual "cuando aún no hay vacuna y el virus sigue causando estragos", Ibermática confía en que el sector TIC se va a ver menos afectado que el resto por esta crisis y su recuperación será más rápida “porque las empresas van a tener que digitalizar sus procesos para ser más eficientes”. Por ello, de cumplirse los objetivos marcados por la empresa, Ibermática cerrará el año con unos ingresos de 254,4 millones de euros (un 6,3% más que en 2019), un ebitda de 14,6 millones (11% más) y un beneficio antes de impuestos de 9,5 millones (25% más).

Desde la compañía señalan que los servicios y herramientas colaborativas, así como las inversiones en torno a dispositivos y la seguridad seguirán impulsando el sector durante este periodo excepcional, pero, advierten que, lógicamente, "que nuestro sector salga más o menos tocado dependerá en gran medida de cómo responden el resto de sectores, con empresas que han paralizado inversiones o renegocian proyectos ya iniciados a la baja".

Normas
Entra en El País para participar