Mercado laboral

Los empresarios piden al Gobierno ir intensificar las medidas de protección del empleo

Desde CEOE consideran "preocupante" que aún haya más de 700.000 cotizantes menos que hace un año y una cifra parecida de nuevos parados respecto al verano anterior

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

Los dirigentes empresariales han recibido las cifras de empleo conocidas hoy con cierta preocupación. Desde la patronal CEOE han reconocido que estos datos reflejan "el enorme esfuerzo del sector empresarial y de las personas trabajadoras por recuperar la normalidad económica y la vuelta a la actividad", pero consideran que dado el golpe asestado al mercado laboral y el actual ritmo de recuperación el Gobierno debería ir más allá en las medidas de protección al empleo ya adoptadas.

Concretamente, los empresarios toman como termómetro de la situación el hecho de a fecha de hoy hay 747.656 afiliados menos que hace un año y 761.601 parados más. Ambas cifras, que califican de "preocupantes" creen que "obligan no solo a mantener en el tiempo las medidas ya adoptadas, sino a intensificarlas para aportar adaptabilidad, seguridad jurídica y confianza a las empresas y a los inversores, instrumentadas a través del diálogo social, en una situación tan excepcional como la que estamos viviendo en estos momentos", ha recalcado CEOE en un comunicado.

Esta demanda empresarial se traduce en la petición de CEOE de ampliar la protección de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), cuyas actuales condiciones terminan el 30 de septiembre, con una nueva ampliación de las bonificaciones a las empresas que fueron restringidas en junio, así como el mantenimiento de las ayudas a los trabajadores autónomos.

De hecho, desde la patronal hacen hincapié en que los datos desestacionalizados evidencian que, en España, se ha recuperado tan solo el 17,38% del empleo perdido durante la crisis de la Covid-19, incluso aun cuando dos de cada tres personas incluidas en ERTE durante la crisis sanitaria han abandonado ya esta situación.

Las nuevas condiciones de los ERTE a partir del 30 de septiembre deberán negociarse en el seno de la mesa del diálogo social creada para ello y en la que se sientan, además de los empresarios, los sindicatos y el Gobierno. No es previsible que esta mesa se reúna durante el mes de agosto, pero la patronal ya avanza que reclamará una ampliación de las ayudas al empleo a la vista de las dificultades con las que se está recuperando la actividad económica.

Normas
Entra en El País para participar