Indra innova para una vuelta segura al trabajo

La consultora potencia el modelo de trabajo en remoto y apuesta por nuevas soluciones

Indra donaciones Covid
Voluntarios de Indra trabajan en el reparto de tabletas a menores en riesgo de exclusión.

A principios de marzo, cuando aparecieron las primeras señales de la gravedad de la pandemia, el proceso para implementar el teletrabajo en Indra se puso en marcha. En apenas 48 horas, todos los profesionales de la consultora que podían acceder a esta opción –más del 90% de la plantilla en España– empezaron a trabajar en sus domicilios para evitar la exposición al virus y respetar el confinamiento decretado por el Gobierno.

En la nueva normalidad, Indra refuerza su apuesta por el empleo a distancia y desarrolla soluciones innovadoras para hacer frente a la crisis, tanto de uso interno como para sus clientes.

La rápida transformación acometida por la empresa supuso la ampliación de la capacidad de las redes, la puesta a punto de herramientas de colaboración online y el suministro de equipos. “Para todo ello, habíamos desarrollado previamente un plan de despliegue tecnológico”, subrayan desde Indra. El resultado, aseguran, permitió conjugar el alto nivel del servicio con la protección óptima de sus profesionales.

Uno de los compromisos medulares de la compañía en estos tiempos ha sido garantizar la prestación de los servicios esenciales de muchos clientes que operan en actividades críticas para afrontar la pandemia. A lo que se añade la oferta de productos tecnológicos y digitales para que empresas y organizaciones puedan abordar los retos que les marca el Covid-19.

Ejemplo de ello son el rediseño de la oferta de smart cities, la digitalización de las juntas de accionistas, el reforzamiento de empresas turísticas, las soluciones para que los colectivos vulnerables perciban las ayudas de forma segura y sencilla, y las altas por videoidentificación sin acudir al banco.

Indra, además, aplicará internamente C19 Pass, una solución propia ya adoptada por varios clientes: una app para equipos de seguridad, otra para empleados y una web corporativa, que actúan de forma coordinada y facilitan a los profesionales un mejor conocimiento de su estatus de riesgo y una mayor capacidad en acciones de prevención y autocuidado.

Asimismo, permiten a la empresa ejecutar protocolos de reincorporación, gestionar desplazamientos, controlar accesos, optimizar espacios y mejorar la reacción ante situaciones de riesgo.

Aun así, “Indra seguirá priorizando el trabajo en remoto siempre que las características del puesto lo permitan”, apostillan desde la firma, que facilitará a los empleados que realizan sus tareas en centros de trabajo todas las medidas de protección y seguridad ya en uso.

Financiación, donaciones y apoyo a las Fuerzas Armadas

• Durante la pandemia, Indra lanzó un crowdfunding solidario por el que recaudó cerca de 270.000 euros, entre las aportaciones de los profesionales y las de la propia empresa.

• La firma donó unas 8.500 tabletas a menores en riesgo de exclusión social en todas las comunidades autónomas, con el objetivo de ayudarles en tareas escolares tras el cierre de los colegios.

• Indra estuvo en primera línea en la lucha contra el Covid. Unos 500 profesionales de la compañía dieron soporte logístico a las Fuerzas Armadas en sus tareas en los momentos álgidos de la crisis.

Normas
Entra en El País para participar