Banca

CaixaBank espera repartir dividendo con cargo a 2020 cuando el BCE levante el veto

La entidad descarta entrar en fusiones y también subir su participación en Telefónica tras reducirla del 5% al 4,879%

sede operativa de Caixabank
sede operativa de Caixabank EUROPA PRESS

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que la entidad tiene previsto remunerar al accionista con cargo a los resultados de 2020 una vez que el BCE levante el veto, previsiblemente a finales de año.

El dividendo será en efectivo, por lo que rechaza un pago en scrip. El banco mantiene que tiene reservado dinero para el abono del dividendo.

De momento, el banco anunció hoy la venta de su participación del 49% de la 'joint venture' Comercia Global Payments por 493 millones de euros a Global Payments.

La entidad rechaza iniciar un proceso de fusiones, "porque con lo que tenemos podemos salir bien" ha explicado el directivo, quien ha insistido en el crecimiento orgánico. Su objetivo ahora es seguir con la transformación de CaixaBank, que conlleva su digitalización y seguir reduciendo "ordenadamente" la red de oficinas en los próximos meses y año, aunque asegura que seguirá contando con el mayor número de sucursales de la banca española.

Pese  este recorte, el banco no tiene previsto llevar a cabo ningún nuevo ajuste de plantilla respeto a lo realizado el año pasado. 

Hasta el 30 de junio, CaixaBank contaba con 4.460 oficinas (135 menos que un año antes) y 35.589 empleados (147 menos).

Los gastos de administración y amortización recurrentes se reducen un 2,6% tras una "intensa gestión" de la base de costes, y este ejercicio de contención supondrá para el año 2021 un ahorro de más de 300 millones de euros respecto a lo previsto en el Plan Estratégico.

Los gastos de personal decrecen un 4,6%, materializando ahorros asociados al acuerdo laboral de 2019 y las prejubilaciones de 2020, que compensan el incremento vegetativo.

CaixaBank ha cerrado el primer semestre de 2020 con un beneficio atribuido de 205 millones de euros, un 67% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras realizar en estos seis primeros meses una provisión extraordinaria de 1.155 millones de euros por el Covid-19.

En concreto, el banco realizó una provisión de 400 millones de euros en el primer trimestre del año, a los que se han sumado otros 755 millones en el segundo trimestre.

El banco no tiene intención de modificar ahora su participación en Telefónica tras reducirla del 5% al 4,879% hace unas semanas, según ha explicado Gortázar. CaixaBank es uno de los principales accionista de la operadora con una participación tradicional superior al 5%.

La entidad espera una morosidad a cierre de año entre el 4% al 5%, ahora es del 3,5%, aunque prevé que el pico más alto de impagados para todo el sector se producirá en 2021.

CaixaBank ha alcanzado una cifra récord de volumen de negocio (créditos+recursos) en los primeros seis meses del año con 643.631 millones de euros.

RÉCORD EN CIFRA DE NEGOCIO

Durante este semestre, CaixaBank ha logrado su recórd en negocio, además de aumentar cuota de mercado en gran parte de las partidas del negocio bancario.

El crédito a la clientela bruto alcanza los 242.956 millones con un crecimiento del 6,8% en el año, como consecuencia principalmente del aumento del crédito a empresas (+15,9%), mientras que los recursos de clientes ascienden a 400.675 millones, un 4,3% más por el fuerte crecimiento de los depósitos a la vista.

Los activos bajo gestión, que alcanzan 98.573 millones, se reducen por la evolución negativa de los mercados, si bien en el segundo trimestre se registra una recuperación parcial, lo que permite un crecimiento trimestral del 6,7%.

Normas
Entra en El País para participar