Boeing cuadruplica pérdidas en el semestre por las crisis del Covid y el 737 Max

El fabricante aeronáutico perdió 2.562 millones de euros en la primera mitad del 2020, lo que supone casi cuadruplicar (un 278 % más) las pérdidas de un año antes

El presidente de la compañía no descarta despidos o ajustes de la producción

Logotipo de la compañía Boeing en una instalación de California. rn
Logotipo de la compañía Boeing en una instalación de California. AP

El fabricante aeronáutico Boeing perdió 3.004 millones de dólares (2.562 millones de euros) en la primera mitad del 2020, lo que supone casi cuadruplicar (un 278% más) las pérdidas de un año antes, afectado por la crisis del covid-19 y la paralización de los aviones 737 MAX, ha reconocido en un comunicado.

Según la información difundida por la empresa estadounidense, sus ventas del primer semestre cayeron el 25,73 % interanual, hasta los 28.715 millones de dólares (24.496 millones de euros).

Su presidente y consejero delegado, Dave Calhoun, ha explicado al presentar los resultados que la compañía está "tomando medidas proactivas para lidiar con el impacto comercial sin precedentes de la pandemia", entre ellas "ajustar la producción comercial" y "reducir los niveles de empleo".

La diversidad de nuestra equilibrada cartera y nuestros servicios gubernamentales, programas de defensa y espaciales nos proporcionan cierta estabilidad crítica a corto plazo mientras tomamos medidas duras pero necesarias para adaptarnos a las nuevas realidades del mercado", dijo Calhoun.

"Estamos tomando las medidas adecuadas para asegurarnos de estar bien posicionados para el futuro, fortaleciendo nuestra cultura, mejorando la transparencia, reconstruyendo la confianza y transformando nuestro negocio para convertirlo en un Boeing mejor y más sostenible". El transporte aéreo siempre ha demostrado ser resistente, y también lo ha sido Boeing".

En el segundo trimestre, Boeing reinició las operaciones de producción en los principales emplazamientos tras unas pausas temporales para proteger a su plantilla e introducir nuevos procedimientos de salud y seguridad.

"A pesar de los desafíos, Boeing continuó cumpliendo con los programas comerciales, de defensa, espaciales y de servicios", ha destacado la empresa, que también reanudó las primeras etapas de producción del programa 737 con un enfocada en "la seguridad, la calidad y la excelencia operativa". El fabricante dio pasos para el regreso seguro del 737, entre ellos la finalización de las pruebas de vuelo de certificación de la FAA.

La empresa anunció en abril el despido de 16.000 empleados cuando el sector aéreo empezaba a notar las consecuencias de los confinamientos relacionados con el coronavirus. El anuncio llegó tras reportar 628 millones de dólares en el primer trimestre. La medida afecta al 10% de la plantilla.

Normas
Entra en El País para participar