Respuesta económica

Calviño ultima inversiones para elevar el crecimiento potencial del PIB por encima del 2%

Las medidas adoptadas hasta ahora movilizan el 20% del PIB. El primer tramo de los nuevos avales del ICO cuenta con 8.000 millones

Calviño ultima inversiones para elevar el crecimiento potencial del PIB por encima del 2% pulsa en la foto

Las medidas de contención adoptadas para frenar la expansión de la pandemia de coronavirus en España obligaron al Gobierno a poner en marcha todo tipo de mecanismos para hacer frente a la debacle económica, provocada principalmente por el parón de la actividad. Casi cinco meses después, repletos de actuaciones a todos los niveles, el Ejecutivo ultima un plan de reformas e inversiones de cara al otoño con el objetivo de elevar el crecimiento potencial de la economía por encima del 2%.

Este plan será un paso adelante tras los paquetes de medidas impulsados por el Consejo de Ministros desde principios de marzo ante cada estadio de la evolución de la pandemia. La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, afirmó ayer que la respuesta ha estado dividida hasta ahora en dos fases diferenciadas. En la primera se puso en marcha un plan de choque para apoyar al tejido productivo ante el confinamiento, en el que incluye la flexibilización de los ERTE, la línea de avales del ICO de 100.000 millones de euros o la prestación extraordinaria para autónomos. A su juicio, este plan evitó una caída del PIB superior al 25%, que hubiese puesto en riesgo más de tres millones de empleos.

Para la segunda fase, que es la actual, se ha contemplado un plan de reactivación, que tiene la finalidad de impulsar el empleo tras la reapertura de los negocios, ya en la “nueva normalidad”. En esta se han extendido y adaptado los instrumentos laborales y económicos que aportan liquidez y protegen la solvencia de las empresas, de todos los sectores. Una de las últimas medidas adoptadas supone la aprobación de una nueva línea de avales del ICO, por 40.000 millones, con el objetivo principal de impulsar la actividad inversora. El primer tramo se lanzó ayer, por una cuantía de 8.000 millones de euros, 5.000 millones reservados a pymes y autónomos. Con ello, destacó que España habría lanzado ya el mayor paquete de ayudas a la liquidez de los países de su entorno.

Según Calviño, las medidas adoptadas en estas dos primeras fases han supuesto movilizar el 20% del PIB previsto para 2020. Asimismo, puso en valor la importancia de los ERTE, ante la destrucción de empleo, asegurando que más del 64% de los trabajadores acogidos a ellos a finales de abril ya se han reincorporado al mercado laboral. En julio, lo han hecho a razón de 20.000 personas al día.

Así, la tercera fase de los paquetes económicos del Gobierno para este año será el arranque de un plan de reformas e inversiones que se apoyará en las ayudas del nuevo fondo europeo contra el Covid. El plan no solo tiene el objetivo de impulsar la recuperación económica a corto plazo, sino también un proceso de modernización de la economía que mantenga un crecimiento sostenido, elevando el potencial de avance del PIB por encima del 2% en los próximos años.

Normas
Entra en El País para participar