Aena: operar vuelos básicos por encima de todo

Los puestos de trabajo se han garantizado y solo ha habido un ERTE para 24 fijos discontinuos

Control sanitario en Barajas.
Control sanitario en Barajas.

Garantizar los vuelos esenciales durante las semanas críticas de la emergencia sanitaria ha sido el gran reto de Aena, la empresa gestora de 46 aeropuertos. Por ello, la compañía, que cuenta con una plantilla de casi 8.000 personas, facilitó el teletrabajo a unos 3.000 empleados. El resto, el 62% del total, desem­peñó labores presenciales en los aeropuertos para que vuelos que no podían suspenderse pudieran operarse, ya que la red de Aena es “infraestructura de interés general”.

Con redistribución por turnos, salas de contingencia duplicadas y refuerzo de la limpieza y la desinfección de las instalaciones se hizo posible la operatividad de vuelos básicos tales como los de carga de material sanitario, abastecimiento, repatriaciones, vuelos ambulancia y de emergencia, así como los de la Organización Nacional de Trasplantes y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Debido a las restricciones, Aena ha tenido que adaptarse a un descenso radical de la actividad. Fuentes de la compañía destacan la adopción de tres medidas para afrontar la situación. La primera, el ajuste de “la capacidad de los aeropuertos a las necesidades concretas de la operativa y el cierre temporal de algunos espacios y terminales”. La segunda ha sido utilizar la liquidez de caja y pedir créditos a entidades financieras, y la tercera, un plan de ahorro de costes. En la empresa señalan que, a pesar de la reducción de la actividad, “se ha priorizado mantener todos los puestos de trabajo”, por lo que solo se ha realizado un ERTE para 24 personas fijas discontinuas “que se incorporan en temporada alta a tres aeropuertos estacionales”.

Ha creado un grupo de recuperación para volver
a la actividad

Ya a mediados de abril Aena creó un grupo de recuperación operativa para llevar a cabo medidas de prevención y protección de trabajadores y pasajeros, además de coordinarse con Sanidad Exterior para realizar labores de control sanitario en los aeropuertos de su red. El uso de cámaras termográficas y un registro de localización de pasajeros forman parte de la vuelta a la actividad.

La compañía ha asumido el coste de las tarifas aeroportuarias de los vuelos con material sanitario y ha donado 2 millones de euros al CSIC para apoyar proyectos de investigación sobre el Covid-19, además de 91.000 euros aportados por los empleados. Asimismo, se ha aplazado el pago de estacionamiento durante seis meses a las compañías aéreas y se ha eximido del pago de la renta fija mensual a los operadores comerciales que han suspendido su actividad.

Incentivos para la recuperación de las compañías aéreas

Con el fin de facilitar la programación de operaciones a las compañías aéreas, Aena ha aprobado unos estímulos que estarán vigentes de julio de 2020 a marzo de 2021, ambos incluidos.

Se incentiva el porcentaje de recuperación de operaciones respecto al mismo mes de 2019 que supere unos umbrales fijados por distintos organismos internacionales.

Hay un descuento en la tarifa mensual de aterrizaje para las operaciones que superen unos niveles, se incentivan unos 70.000 vuelos y existen ayudas comerciales y bajadas en alquileres.

Normas
Entra en El País para participar