Solo uno de cada cuatro autónomos se irá de vacaciones este verano, según ATA

Las asociaciones de autónomos piden más medidas ante los rebrotes y la incertidumbre económica. Casi el 70% de las pymes no recuperará su facturación hasta la segunda mitad de 2021

Una viandante pasa por delante de una tienda de ropa cerrada durante la temporada de rebajas de verano, este lunes, en Madrid
Una viandante pasa por delante de una tienda de ropa cerrada durante la temporada de rebajas de verano, este lunes, en Madrid

El impacto que la pandemia de coronavirus ha tenido en la actividad económica provoca que los trabajadores autónomos descarten tener vacaciones este año. Tan solo uno de cada cuatro, el 27,4%, afirma que sí disfrutará de unos días a lo largo del verano, cifra que representa la mitad a la registrada en 2019, cuando el 53,8% de los autónomos señalaba que cogería unos días de descanso, ya fuera en verano o en otra temporada, según un estudio de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que destaca la “incertidumbre” de este colectivo frente a la situación sanitaria.

La encuesta, que se extrae del IV Barómetro de autónomos a raíz de la crisis del Covid-19 realizado en base a unos 2.000 trabajadores, desprende que el 60,8% de ellos descarta irse de vacaciones, en tanto que el 10,7% de los autónomos aún no ha decidido si podrá coger unos días de vacaciones o no a lo largo de 2020.

Sobre la situación de la actividad, de los trabajadores por cuenta propia que afirman que se irán al menos unos días, el 4,5% afirma que no cerrará el negocio porque deja a sus empleados a cargo y el 5,4% apunta que puede seguir con su actividad desde cualquier sitio, haciendo uso si fuera necesario del teletrabajo. El 17,5% restante que ha afirmado que se tomará unos días de descanso sí que cerrará esos días su negocio o actividad.

Asimismo, cuatro de cada diez autónomos, el 39,7%, señala que este año tan atípico no cogerá días de descanso y va a intentar recuperar la actividad perdida en los últimos meses. El 20,4% señala que desde que es trabajador por cuenta propia nunca ha podido cerrar su negocio.

Además, de ese 27,4% que se cogerá unos días de disfrute, uno de cada cuatro (27,1%) asegura que cerrará su negocio pero que no saldrá de su vivienda habitual opción únicamente elegida por el 10,8% en julio. De los que deciden tomar unas vacaciones fuera de su domicilio habitual o segunda residencia, el 44% opta por turismo nacional.

En paralelo, ATA destaca que de los que deciden irse, el 22,3%, se irá por un periodo que en ningún caso superará los 7 días. Optar por siete días es el caso del 28,9% de ellos. Así, únicamente el 5,3% del total de autónomos encuestados desde ATA afirman que este año sus vacaciones serán similares a años anteriores y se cogerán los mimos días de vacaciones.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha reclamado “medidas extraordinarias en momentos que vuelven a ser extraordinarios” para los autónomos que se vean obligados a cerrar su actividad ante el aumento de rebrotes y medidas sanitarias. “Para ello, instamos al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a que convoque la Comisión de Seguimiento para impulsar cuanto antes estas medidas extraordinarias para los autónomos que se vean afectados por los rebrotes. Al igual que se ha hecho con los ERTE en caso de rebrotes y hay que hacerlo para los autónomos”, ha aseverado Amor.

En este punto coincide la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), que asegura en un comunicado que las expectativas de recuperación económica en verano "se nublan" y serán necesarias medidas más allá de septiembre. “Un apagón en la protección social para los autónomos a partir del 1 de octubre sería catastrófico”, dice la secretaria general de la organización, María José Landaburu.

Por su parte, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) exige a la administración central y a los gobiernos regionales que se refuerce al máximo la coordinacion entre ellas y que se diseñe conjuntamente un plan de contingencia. El presidente, Eduardo Abad, apunta que “este país necesita acciones que se complementen entre sí y que se realice un reparto de fondos europeos justo, y sobre todo, dirigido a proteger a las economías más débiles, ente la que sin duda, están millones de trabajadores autónomos”.

Las pymes auguran una recuperación tardía

El 68% de las pequeñas y medianas empresas en España no prevé alcanzar la facturación previa a la situación ocasionada por la crisis de la Covid-19 hasta el segundo semestre del 2021, en tanto que un 29% afirma que cerrará 2020 con menos empleados que los que comenzó este mismo año, según un estudio realizado por la empresa de programas de gestión Sage, para el que ha entrevistado a más de 350 pymes.

Del informe se desprende que, para lograr esta reactivación, el 42% de las pymes considera necesario que el Gobierno promueva subvenciones y ayudas para fortalecer la recuperación económica tras el estado de alarma. En la misma línea, el 38% de las pymes apunta a la necesidad de que el ejecutivo reduzca la presión fiscal y el 8% manifiesta el deseo de ampliar los ERTE como soluciones a adoptar durante el periodo denominado “nueva normalidad”.

Se destaca que el 56% de las pymes españolas suspendió parcial o totalmente su actividad durante el periodo de alarma: el 37% lo hizo de forma parcial y el 19% paró del todo mientras duró dicho periodo. Esta suspensión parcial o total tuvo repercusiones en los ingresos de estas empresas, ya que el 36% de las encuestadas los vio caer durante el periodo de confinamiento y el 20% no generó ninguno.

Normas
Entra en El País para participar