Colony Capital negocia en exclusiva esta semana la compra de los móviles de Oi

Su oferta superó a la de Telefónica, Slim y TIM y puede tener prioridad en la puja

Interior de una tienda de Oi en un centro comercial de Brasilia (Brasil).
Interior de una tienda de Oi en un centro comercial de Brasilia (Brasil).

La empresa brasileña de infraestructuras Highline do Brasil, propiedad del fondo estadounidense Colony Capital, entrará esta semana en el periodo decisivo de negociaciones en exclusiva para la compra de los activos móviles de la operadora brasileña Oi.

Las negociaciones pueden coincidir a que se le reconozca el carácter de primer licitador y con eso tenga el derecho de igualar la mejor oferta de otros postores. Eso complica y encarece las opciones de los otros posibles compradores y en particular la de Telefónica, TIM y Claro (filial de América Móvil), que anunciaron el sábado 18 de julio que habían presentado una oferta concurso para comprar y repartirse los activos móviles del cuarto operador brasileño.

Ya entonces trascendió que esa oferta conjunta no era la única pero luego Oi comunicó al supervisor del mercado de valores brasileño que era Highline do Brasil la que había presentado la mejor oferta económica, superando así la realizada por Telefónica, TIM y Claro.

El importe de las ofertas no ha sido publicado, pero tenía que ser superior a los 15.000 millones de reales (cerca de 2.500 millones de euros) en los que habían sido valorados en el Plan Estratégico de Transformación de la operadora brasileña.

La subasta no está ni mucho menos cerrada, pero al haber presentado la oferta más alta, Oi ha firmado con Highline do Brasil un acuerdo para abrir una negociación en exclusiva hasta el 3 agosto para negociar los documentos y anexos relacionados con la oferta, que está sujeta a los términos y condiciones previstos y al mantenimiento de los términos económicos. Esta semana es por tanto clave en la negociación, aunque el plazo es prorrogable si ambas partes así lo consideran.

El objetivo es garantizar la seguridad y la rapidez de las negociaciones en marcha entre las partes y permitir a Oi, una vez que haya concluido con éxito la negociación, precualificar a Highline, como stalking horse (primer licitador), lo que le permitiría garantizar el derecho a igualar la mejor oferta presentada en el proceso competitivo de venta.

Ese es un aspecto clave. Telefónica y sus aliados aspiraban a ser reconocidos como primer licitador para poder igualar así cualquier otra oferta. A su favor juega el hecho de que pueden obtener mayores sinergias por la integración de los activos móviles de Oi y por el hecho de eliminar a un rival, de modo que tendrían margen para pagar un precio más alto. Pero si Highline logra el derecho a igualar cualquier oferta, eso obligaría a Telefónica, Slim y TIM a presentar una oferta que sea inalcanzable en términos de rentabilidad por su rival.

Telefónica, América Móvil y Telecom Italia se encuentran así con el riesgo de quedarse sin poder comprar los activos móviles de Oi o de tener que pagar un precio más alto por ellos.

Oi, la cuarta operadora de telefonía móvil de Brasil, anunció el pasado mes de junio que, en el marco de su proceso de reestructuración, iba a llevar a cabo la segregación de sus activos, pasivos y derechos de recuperación de las entidades asociadas en cuatro Unidades de Producción Aisladas (UPI, por sus siglas en inglés).

En el caso de la unidad de activos móviles, Oi detalló su intención de vender el 100% de la compañía mediante un proceso de subasta, que está previsto tenga lugar en el cuarto trimestre de 2020, con un precio mínimo de 15.000 millones de reales (unos 2.540 millones de euros), que deberá ser abonado en efectivo.

A través de este proceso, la unidad se adjudicará a la oferta más elevada presentada en la subasta, aunque existe la opción de aceptar la segunda más alta si el precio no es más de un 5% inferior al de la primera y se considera que da mayores garantías legales, dado el necesario visto bueno de los reguladores.

Telefónica, TIM y Claro presentaron el sábado 18 de julio su oferta vinculante al grupo Oi para su consideración, tras el análisis de los datos y de la información puestos a disposición con respecto a la empresa a adquirir, destacando que la misma está sujeta a determinadas condiciones.

Normas
Entra en El País para participar