La Eurocámara aprueba el fondo de 750.000 millones pero bloquea los recortes en el Presupuesto

Von der Leyen reconoce que el marco financiero es una "pastilla difícil de tragar"

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo, Charles Michel, y el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, este jueves.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo, Charles Michel, y el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, este jueves. AP

El Parlamento Europeo ha validado este jueves con una clara mayoría el fondo de 750.000 millones de euros consensuado esta semana por el Consejo Europeo con el objetivo de paliar los efectos de la crisis del coronavirus. El resultado, de 465 votos a favor, 150 en contra y 67 abstenciones, da luz verde al fondo, pero aún falta por ver qué sucede con el Presupuesto de la UE para 2021-2027, pactado por los líderes en 1,074 billones de euros, y bloqueado por el momento. La Eurocámara, en este caso, sí tiene objeciones, principalmente en materia de investigación, Erasmus, transición verde o ayudas al mundo rural.

Los eurodiputados, a día de hoy, no aceptan el Marco Financiero Plurianual (MFF) para los próximos siete años, y están "preparados" para iniciar inmediatamente "negociaciones constructivas" que reviertan unos recortes que a juicio del Hemiciclo son injustificables.

El texto aprobado este jueves, además de priorizar la corrección de los descuentos en ciertas partidas, subraya también que la Eurocámara "tiene la intención de negociar un calendario legalmente vinculante" para la creación de nuevos recursos. Entre ellos, cita un impuesto al plástico, una reforma del sistema europeo de comercio de emisiones, un gravamen a la entrada de carbón al bloque, impuesto a las multinacionales digitales y a las transacciones financieras y una base común del impuesto de sociedades.

Como representante de una institución que es "autoridad financiera", el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, aseguró el miércoles que la Eurocámara tenía intención de “mejorar” las cuentas plurianuales pactadas por los jefes de Estado y Gobierno y “dar respuestas a algunos recortes que se han hecho”.

Cuando las duras negociaciones entre los líderes europeos para poner en marcha el fondo de reconstrucción y el presupuesto terminaron, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, celebró el acuerdo por todo lo alto. Este jueves, sin embargo, apenas tres días después del consenso, lamentó el “ajustado” presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027, y reconoció que es “una pastilla difícil de tragar”.

“El acuerdo del Consejo proporcionó la luz al final del túnel, pero con la luz también viene la sombra. Y en este caso, la sombra tiene la forma de un presupuesto de la UE para el largo plazo muy ajustado”, constató.

Von der Leyen apuntó ayer a las “lamentables y dolorosas decisiones” en varios programas “con un valor añadido europeo crucial” y, en ese sentido, se refirió al plan de investigación Horizonte, al de salud, al de descarbonización, al del desarrollo rural o al de inversiones InvestEU, los mismos a los que ha echado el ojo el Parlamento.

“Siempre debemos recordar que el valor de los programas de la UE supera con creces su coste”, resaltó la alemana, para después agregar que, en cualquier caso, se lograron evitar “incluso más recortes, como algunos Estados miembros querían”. La Eurocámara, con ganas de tener más peso en la toma de decisiones a nivel comunitario, peleará por corregir esos recortes. También quiere participar en la validación de los planes de reforma que las capitales que quieran acceder a las ayudas tendrán que mandar a Bruselas para lograr el visto bueno de sus vecinos.

Pese a todo, Von der Leyen también quiso resaltar el esfuerzo presupuestario de la UE para combatir los efectos de la crisis. Así, recordó que sumando el presupuesto plurianual (1,074 billones), el fondo de reconstrucción (750.000 millones) y la primera respuesta comunitaria que movilizó dinero del MEDE, el Sure y el Banco Europeo de Inversiones (540.000 millones en total), la respuesta europea asciende a los 2.364 billones de euros, el 17% del PIB de la UE.

Estados Unidos, según los datos del Consejo y la Comisión, ha movilizado 3.061 billones de dólares para hacer frente a la crisis sanitaria y económica, el 15,9% de su riqueza, mientras que la respuesta de China, con 4.200 billones de yenes, supone algo más del 4% de su riqueza.

Normas
Entra en El País para participar