Mutua: pendiente de sus colectivos de interés

La aseguradora ha puesto en marcha un plan extraordinario de ayudas y apoyo a los más afectados por la crisis sanitaria y económica por valor de 50 millones de euros

La Fundación Mutua Madrileña ha dado fondos para investigar un tratamiento contra el Covid.
La Fundación Mutua Madrileña ha dado fondos para investigar un tratamiento contra el Covid.

Los trabajadores comprendieron la primera decisión de Mutua Madrileña ante el Covid-19. La aseguradora envió a 2.000 de sus empleados, casi la práctica totalidad de su plantilla, a trabajar de forma remota desde sus hogares antes de que se decretase el estado de alarma. Esta decisión incluyó al 100% de sus call centers externos, una medida que se materializó en tiempo récord, según la compañía, y que se gestionó de forma personalizada con cada proveedor, adecuando sus sistemas para ello. Además, se comprometió a no realizar ningún expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) ni despido motivado por esta situación.

Durante las primeras semanas de la crisis también contribuyó a la compra de material sanitario y puso en marcha una serie de medidas por valor de 50 millones de euros para reducir los efectos de la pandemia entre los colectivos más vulnerables de la sociedad y entre sus grupos de interés.

Destinará 25 millones este año para cubrir a los mutualistas que pierdan su trabajo

El grupo presidido por Ignacio Garralda destinó casi 20 millones de euros para ayudar a más de 1.700 de sus principales pymes proveedoras, dotándolas de la liquidez necesaria para superar el parón. Estas empresas son, en su mayoría, talleres y autónomos que trabajan en la prestación de servicios para el hogar y que suponen cerca de 30.000 empleos directos e indirectos.

Con los más vulnerables

La Fundación Mutua apoya 22 proyectos de entidades sin ánimo de lucro que ayudan de forma directa a colectivos afectados por la crisis. Lo hace dentro de una convocatoria extraordinaria de ayudas, al margen de su concurso anual, dotado con un millón de euros.

Por otro lado, destinará hasta 25 millones de euros para ayudar a pagar este año el importe del seguro de auto y moto de los mutualistas que pierdan su puesto de trabajo o cesen en su actividad como autónomos. Mutua dividirá en tres plazos el importe de sus primas y se hará cargo del tercero de ellos. Este copago se suma al vehículo de sustitución gratuito que la compañía puso a disposición de los asegurados que realicen actividades esenciales vinculadas a servicios sanitarios o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En relación a los profesionales que cuidan de la salud, ha sido una de las principales impulsoras del seguro de vida colectivo, creado por la industria aseguradora para cubrir el fallecimiento del personal sanitario, así como un subsidio diario para los que resulten hospitalizados. La compañía aportó 4 millones de euros a un fondo, dotado en conjunto con 37 millones, para proteger a los más de 700.000 trabajadores de los centros sanitarios, públicos y privados, y residencias de mayores que trabajan en la lucha contra el Covid-19.

Desde la Fundación Mutua Madrileña también han apoyado a la investigación y a los colectivos más vulnerables, dos de sus líneas habituales de actuación. A través de dos convocatorias extraordinarias de ayudas, financiará tres ensayos clínicos que busquen una cura al coronavirus y respaldará proyectos de ONG dirigidos a colectivos en situación desfavorecida.

Para la protección de las personas mayores, ha dirigido una batería de medidas, entre ellas, la compra de material sanitario para los servicios municipales de Madrid que les atienden a domicilio o el envío de más de 1.300 tabletas a residencias de mayores de toda España. Asimismo, ha favorecido económicamente la iniciativa Cada gesto cuenta, que Cáritas Española desarrolla en 30 residencias de mayores. Este apoyo se ha materializado a través de una donación a Mutuafondo Compromiso Social, el fondo solidario lanzado por Mutuactivos, la gestora de patrimonio del grupo.

Las claves de su estrategia

Ignacio Garralda, presidente de Mutua.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua.

Asegurados.  25 millones de euros para ayudar a pagar el seguro de auto y moto de sus mutualistas más afectados.

Proveedores. A los talleres con los que trabaja les ha adelantado la facturación de varios meses.

Empleados. Ningún ERTE ni despido y teletrabajo para casi la totalidad de su plantilla.

Sanitarios. Destinó 4 millones de euros al seguro de vida creado por el sector asegurador para proteger a los sanitarios.

I+D+i. Ayudas extraordinarias a la investigación médica del coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar