Tecnología

Microsoft gana 38.271 millones en su ejercicio de 2020, un 13% más

Sus ventas escalan hasta los 122.700 millones, gracias al empuje de su negocio en la nube, que supera por primera vez los 50.000 millones de dólares en ingresos anuales

Logo de Microsoft en oficinas de la compañía.
Logo de Microsoft en oficinas de la compañía.

El gigante tecnológico Microsoft ha cerrado su ejercicio de 2020 con un beneficio neto de 44.281 millones de dólares (38.271 millones de euros), un 13% más que en 2019, y ha facturado 142.015 millones de dólares (122.700 millones de euros), un 14% más, gracias a su negocio en la nube y pese al cierre de sus tiendas como consecuencia de la pandemia por el Covid-19.

La compañía ha destacado que su negocio en la nube ha superado los 50.000 millones de dólares en ingresos anuales por primera vez en la historia.

En el cuarto trimestre, Microsoft obtuvo unos ingresos de 38.030 millones de dólares (32.800 millones de euros), un 12,8% más que en el mismo periodo del año anterior, superando la previsión de los analistas que estimaban que obtendría unas ventas de 31.549 millones de euros entre abril y junio. El beneficio neto fue de 9.681 millones de euros, un 15% menos, tras registrar un cargo de 450 millones de dólares por el cierre de todas sus tiendas físicas.

La unidad de computación personal de la compañía ha impulsado su negocio, ya que con la pandemia cada vez más personas han recurrido al teletrabajo y al entretenimiento online. La facturación de esta unidad, que incluye Windows y su consola Xbox, sus ordenadores Surface y la publicidad online en las búsquedad, crecieron un 14% hasta los 12.900 millones de dólares, superando las estimaciones de los analistas que preveían 11.460 millones.

En el conjunto del año, esta división registró unos ingresos de 48.251 millones de dólares, casi un 6% más, y el de productividad y procesos de negocio, con 46.398 millones, casi un 13% más, impulsado por el paquete Office 365.

Microsoft se mantiene como la segunda compañía más valiosa del mundo, tras Apple, al alcanzar una capitalización de mercado de 1,6 billones de dólares. La compañía, gracias a su estrategia en la nube, ha disparado más de un 30% sus acciones desde comienzos de año y más de un 55% desde el 23 de marzo. Aún así mantiene una dura pugna por la plaza con Amazon, la tercera por capitalización (1,5 billones), ya que el negocio de esta también se ha visto espoleado por los efectos del coronavirus en el comportamiento de las empresas y del consumidor.

Azure crece menos del 50%

Seguramente por ello, una de las métricas en las que más se habrán fijado hoy los inversores será el crecimiento experimentado por el gigante de Redmond en su nube comercial, donde ha obtenido unos ingresos de 50.000 millones anuales, un 12% más. Esta unidad combina Azure y versiones de software basadas en la nube, negocios donde mantiene un fuerte pulso con Amazon Web Services, quien domina este mercado con una cuota del 32,4% frente al 17,6% de Microsoft.

Sin embargo, los ingresos de Azure han crecido por primera vez menos del 50% durante un trimestre. La compañía explicó que las ventas de su unidad de la nube subieron un 17% hasta los 13.400 millones de dólares entre abril y junio, con un crecimiento del 47% en Azure. Una subida importante, pero que podría mostrar signos de desaceleración frente al periodo previo, lo que habría provocado una caída del 3% en sus acciones en las operaciones posteriores al cierre del mercado.

Con todo, la multinacional sabe que la expansión de la nube puede llevarla a alcanzar una capitalización histórica de dos billones. Por ello, ahora se está centrando en avanzar en la virtualización del puesto de trabajo, con el proyecto CloudPC, un servicio que permitirá a los usuarios usar los PC como clientes ligeros para software virtualizado en la nube de Azure, una plataforma que aún tiene, según los analistas, una enorme capacidad para seguir expandiéndose.

También trabaja en un servicio de juego en la nube, Project xCloud, que permitirá al usuario disfrutar de cualquier título allá donde vaya, en casa a través del navegador del PC o Mac o en la calle en un smartphone o una tableta.

Microsoft no ha sido inmune a la crisis provocada por el Covid-19, como demuestran los despidos anunciados este martes por su red social LinkedIn, que alcanzarán al 6% de la plantilla, un total de 960 empleados. Según la firma, el coronavirus ha afectado negativamente a la demanda de sus productos de reclutamiento y al negocio publicitario de la plataforma social.

Normas
Entra en El País para participar