Cellnex dispara sus ingresos un 48% y eleva sus previsiones anuales

Cierra la adquisición de las torres de Arqiva y compra la 'startup' finlandesa Edzcom

El Ebitda aumenta un 64% con las distintas adquisiciones

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.

Cellnex se ha examinado de las cuentas del primer semestre del año marcado, de nuevo, por el fuerte crecimiento y las adquisiciones. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones ha señalado que los ingresos ascendieron a 723 millones de euros, un 48% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que el Ebitda creció un 64%, hasta los 527 millones, tras consolidar las adquisiciones de activos llevadas a cabo en 2019 en Francia e Italia (Iliad), Suiza (Salt), Reino Unido (BT), Irlanda (Cignal) y España (Orange), así como la compra de Omtel en Portugal cerrada en enero.

El flujo de caja libre recurrente apalancado (FCLRA) ha aumentado un 54% entre enero y junio, hasta 267 millones de euros.

Además, la compañía ha revisado al alza sus previsiones de Ebitda (entre 1.160 y 1.180 millones de euros, frente a un rango previo de entre 1.065 y 1.085 millones) y un crecimiento del cash flow libre recurrente del 70% sobre 2019, frente al aumento del 50% que había estimado con anterioridad. Esta revisión al alza es consecuencia del cierre y liquidación de la división de torres de la británica Arqiva, que ha tenido lugar en este mes de julio, y que Cellnex había decidido no incluir en sus previsiones, al no haber una fecha exacta sobre el cierre de la operación.

El resultado neto del semestre fue negativo en 43 millones de euros, como consecuencia del “sustancial” efecto de las mayores amortizaciones, que aumentaron un 95% frente al primer semestre de 2019, y del incremento del 23% de los costes financieros, asociados al intenso proceso de adquisiciones y la consiguiente ampliación del perímetro. “Este escenario es coherente con la fase de fuerte crecimiento que vive la compañía”, ha precisado Cellnex, recordando que, tal y como se avanzó en la presentación de resultados del ejercicio 2019, espera seguir reflejando un resultado contable negativo en los próximos trimestres.

Por segmentos, los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles aportaron el 77% de los ingresos, con 553 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 70% con respecto a junio de 2019. El 63% de los ingresos y el 72% del Ebitda se generan fuera del mercado español. Italia es el segundo mercado más importante con un 23% de los ingresos del grupo.

En el primer semestre, Cellnex acumuló unas inversiones por 2.500 millones de euros. La compañía ha concretado sus dos primeras operaciones en Portugal con la adquisición de Omtel y NOS Towering, que ya ha recibido la luz verde de las autoridades de competencia en Portugal; y ha reforzado su presencia en Francia, anunciando el despliegue de una red de fibra (fibra a la torre FTTA) para impulsar el ecosistema 5G junto con Bouygues.

En el Reino Unido, la compañía ha cerrado la citada adquisición de la división de telecomunicaciones de la británica Arqiva. El proyecto anunciado en octubre de 2019 supone la integración de 7.400 emplazamientos y los derechos de comercialización de 900 emplazamientos adicionales repartidos por todo el Reino Unido, y una inversión de 2.000 millones de libras esterlinas. Es una de las mayores adquisiciones de su historia.

También en julio Cellnex ha adquirido el 100% de las acciones de la startup finlandesa Edzcom, especializada en soluciones de conectividad en el extremo (Edge) de la red, especialmente focalizadas en el desarrollo e implantación de redes privadas LTE, claves para el despliegue del 5G, en procesos de negocio críticos (business critical) en entornos y complejos industriales como puertos, aeropuertos o plantas de producción robotizadas, entre otros.

El total de inversiones ejecutadas en el semestre alcanzó los 652 millones de euros, en su mayoría destinados a inversiones vinculadas a generación de nuevos ingresos, destacando la incorporación de nuevos activos en Portugal y la continuidad en la integración y despliegue de nuevas infraestructuras en Francia, así como mejoras en la eficiencia, y al mantenimiento de la capacidad instalada.

A 30 de junio, Cellnex contaba con un total de 40.505 emplazamientos operativos (10.313 en España, 10.356 en Italia, 9.411 en Francia, 922 en Holanda, 611 en Reino Unido, 5.272 en Suiza, 601 en Irlanda y 3.019 en Portugal), a los que se suman 2.090 nodos (DAS y smallcells).Una vez que se cierren todos los proyectos en marcha, la empresa superará los 61.000 emplazamientos, cifra que consolida al grupo como líder europeo en este segmento.

El backlog (ventas futuras contratadas del grupo), alcanza los 47.000 millones de euros, tras la incorporación de Arqiva.

Las acciones de Cellnex han vuelto a coquetear hoy con su máximo histórico de 57,94 euros. Finalmente, han cerrado la jornada con una subida del 1,69%, hasta 57,88 euros (han llegado a cotizar en 57,90 euros), y acumulan una revalorización desde principios de año cercana al 51%. La empresa tiene una capitalización bursátil superior a 22.300 millones de euros, que la colocan como quinto valor del Ibex 35, solo por detrás de Inditex, Iberdrola, Santander y Endesa.

Evolución de la deuda y la liquidez

La deuda neta del grupo a 30 de junio alcanzaba los 4.669 millones de euros frente a los 3.938 millones a cierre de 2019. La compañía precisa que cerró el primer semestre con una estructura de deuda estable, a largo plazo, con una vida media de 5,7 años, un coste medio aproximado del 1,7% (deuda dispuesta), y en un 81% referenciada a tipo fijo.

Cellnex contaba al cierre del semestre con acceso a liquidez inmediata (tesorería y deuda no dispuesta) por un importe de 7.400 millones de euros aproximadamente. No obstante, tras el cierre y liquidación de la operación de compra de la división de telecomunicaciones de Arqiva, así como la cancelación de un crédito puente vinculado a la misma, Cellnex mantiene un acceso a liquidez inmediata por un importe cercano a 4.000 millones.

En junio, la compañía llevó a cabo dos emisiones de bonos, una por un importe global de 915 millones de euros dividida en dos tramos -uno de 165 millones con vencimiento en abril de 2025 y un cupón equivalente del 1,4% y otro de 750 millones con vencimiento en junio de 2029 y un cupón del 1,875%-; y otra por un importe de 100 millones de francos suizos, con vencimiento en julio de 2025 y un cupón del 1,1 %.

La compañía ha indicado que sus emisiones mantienen el rating “investment grade” (grado de inversión) de Fitch (BBB-) con perspectiva estable, mientras que S&P mantiene el rating BB+ con outlook estable.

Normas
Entra en El País para participar