España admite las dificultades y dice que “toca ver si es posible el pacto”

Pedro Sánchez, sigue defendiendo una propuesta "ambiciosa"

Pedro Sánchez conversa con el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, este sábado en Bruselas.
Pedro Sánchez conversa con el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, este sábado en Bruselas. EFE

España admite las dificultades que está habiendo en la negociación del fondo de recuperación de la pandemia del coronavirus y del marco financiero plurianual de la UE y advierte de que en este momento de las conversaciones de lo que se trata es de dilucidar si es "realmente posible" llegar a un acuerdo.

"La cena está en marcha y aún puede cambiar el escenario", insisten las fuentes de la delegación española. Y subrayan que Pedro Sánchez sigue apostando por un acuerdo ambicioso, "en consonancia con el desafío que la UE tiene ante sí y la magnitud de la crisis provocada por la pandemia".

El presidente del Gobierno español también está insistiendo, dicen desde la delegación, en defender una gobernanza "ágil y eficiente" que "permita la absorción de los fondos", es decir, que no obstaculice su desembolso.EFE

Así lo apuntan fuentes de la delegación española tras una tercera jornada en la que se siguen sucediendo los contactos y las reuniones a varias bandas y en la que aún no se ha reunido el plenario del Consejo con los Veintisiete.

En la delegación española explican que en estos momentos no se trata ya de valorar una u otra "negobox" (propuesta de acuerdo) sino de dilucidar si dicho acuerdo, que tiene que alcanzarse por unanimidad, es realmente posible.

Todos saben cuáles son los obstáculos que les separan, y por eso en las conversaciones que está habiendo en estas horas se trata de averiguar si hay forma de superarlas.

Varios líderes europeos admitían ya esta mañana las dificultades que está habiendo para alcanzar el consenso sobre el que sería el mayor paquete económico aprobado en la historia de la UE.

El jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, que no hace declaraciones públicas desde su llegada a la cumbre el pasado viernes, ha participado en varios de esos contactos o encuentros habidos durante la mañana.

Así, ha hablado por teléfono con el presidente del Consejo, Charles Michel; ha tenido una "larga reunión" con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, Emmanuel Macron y otra con el portugués Antonio Costa, según dice la delegación española.

Sánchez ha estado también reunido con Merkel, Macron, la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que ha colgado foto del encuentro en las redes sociales con un mensaje en el que defendía la posición de estos países, los "grandes" de la UE -son las cuatro principales economías-, frente a la de los "frugales", partidarios de condiciones de ayuda duras.

El portugués Antonio Costa pedía entretanto a los "frugales" -Suecia, Dinamarca, Austria y Países Bajos- que hagan algún "esfuerzo" por su parte, porque hasta ahora han sido los otros veintitrés países los que han hecho cesiones para convencer a este grupo de sólo cuatro estados miembros.

Normas
Entra en El País para participar