Montero pone en marcha el diseño de los Presupuestos Generales para 2021

La ministra de Hacienda presenta al Consejo de Ministros la órden de elaboración de unas cuentas que tendrán como principal prioridad la creación de empleo

Presupuestos Generales del Estado
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno ha echado a andar este martes el diseño de los Presupuestos Generales de 2021, que nacerán como la herramienta clave para afrontar la recuperación de la crisis económica abierta por la pandemia de coronavirus, pero será también la prueba de fuego de la estabilidad del Ejecutivo de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos.

El paso lo ha dado la ministra de Hacienda, y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, al presentar ante el Consejo de Ministros la orden ministerial de elaboración de las cuentas públicas de 2021 que, a avanzado, tendrán como principal prioridad favorecer “la creación de empleo”.

Este “es el primer paso para elaborar las cuentas públicas, imprescindibles para la reconstrucción económica y social de nuestro país", ha expuestola propia Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Montero ha destacado que su objetivo es que estas cuentas “ayuden a reactivar la economía”, a fin de hacerla más competitiva y sostenible, “facilitando una transformación del tejido productivo” que incorpore avances en la digitalización y la transición ecológica.

La tecnología, ha dicho la ministra, ha sido clave para afrontar la pandemia, permitiendo a empresas y administraciones públicas mantener buena parte de su actividad o facilitando el contacto entre la ciudadanía pese a las restricciones impuestas bajo el estado de alarma. Potenciar su uso es uno de los planes estratégicos del Gobierno.

“A través del Presupuso queremos aumentar la cohesión y la justicia social”, ha añadido Montero, poniendo el foco en la necesidad de reforzar el estado del bienestar, “de forma singular desde el refuerzo del sistema sanitario público” para prevenir cualquier emergencia futura como la vivida con el Covid-19.

Las cuentas, ha agregado la ministra, debe servir por tanto para apoyar la investigación, el desarrollo de nuevas tecnologías, el apoyo a pymes, el sector turístico, la hostelería o el medio ambiente.

Se incorporarán, además, tres ejes transversales: el desarrollo sostenible, el impacto de género y las políticas de defensa de la infancia y la adolescencia, ha recordado Montero, que mantiene la estructura que ya había anunciado antes de estallar la pandemia.

“Esta crisis no puede suponer un freno para la política de desarrollo sostenible”, el incentivo a la igualdad de oportunidades, que deben estar presentes en todas las políticas a impulsar, y, ante todo, en la creación de empleo, que Montero ha subrayado como “objetivo prioritario para 2021 y 2022”.

La orden ministerial aprobada debe recoger las prioridades de gasto e ingreso planteadas por el Gobierno y fijará los plazos para que los distintos Ministerios remitan sus propuestas a la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos.

Las cuentas deben presentarse ante el Congreso de los Diputados al menos tres meses antes de que concluya el año, lo que habitualmente ocurre a finales del mes de septiembre. Un plazo que Montero viene anticipando que aspira a cumplir.

La ministra viene asegurando que el Gobierno, en minoría parlamentaria, tendrá muy en cuenta las aportaciones del resto de fuerzas políticas a fin de impulsar unas cuentas que gocen del máximo respaldo parlamentario posible.

Montero, de hecho, ha pedido el apoyo en la elaboración de los Presupuestos al principal partido de la oposición, el PP, del que espera que "no se dé de baja" de sus obligaciones negándose a colaborar por el bien común ciñéndose a atacar al Gobierno como hace la ultraderecha, ha dicho.

La ministra ha subrayado la importancia que tendrán estas cuentas además como mecanismo para canalizar las ayudas del fondo de recuperación europeo que están negociando impulsar los socios comunitarios.

"Estas cuentas públicas no son unas cuentas más, no es una elaboración de presopuestos al uso es el instrumento único que tiene una sociedad para poder plasmar en sus números" todas las propuestas "que permitan la reconstrucción" del país tras el impacto de la pandemia, ha sostenido Montero.

El Congreso ultima aprobar la Tasa Google

Este mes. La Tasa Google se quedó ayer a un solo paso de su aprobación en el Congreso de los Diputados al completar su fase de ponencia, en la que solo fueron incorporadas las enmiendas de los partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, con lo que el resto serán debatidas una a una junto con el nuevo texto en el debate final, previsto para este mes. De ser aprobado por la Comisión de Hacienda, el impuesto del 3% sobre los negocios digitales pasaría al Senado. Pese al avance, el texto indica que su entrada en vigor no tendrá lugar hasta tres meses después de su publicación en el BOE, por lo que fuentes parlamentarias indicaron a Efe que no estará en marcha hasta enero. Las enmiendas incluidas ayer eliminan la obligatoriedad de crear un registro de entidades ad hoc para el tributo y matizan los conceptos de transmisión y transporte de datos.

Normas
Entra en El País para participar