Cómo sería el ajuste fiscal para reactivar la economía

Propuestas de UPTA para recaudar dinero y salir del atolladero.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y  la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Moncloa, en Madrid (España), a 7 de julio de 2020.rn 07 JULIO 2020;CONSEJO DE MINISTROS;RUEDA DE PRENSA;MADRID;COVID-19;MARIA JESUS MONTERO;rn EUROPA PRESSE. Parra. POOL  Europa Pressrn 07072020
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Moncloa, en Madrid (España), a 7 de julio de 2020. 07 JULIO 2020;CONSEJO DE MINISTROS;RUEDA DE PRENSA;MADRID;COVID-19;MARIA JESUS MONTERO; EUROPA PRESS/E. Parra. POOL / Europa Press 07/07/2020 Europa Press

Salir de la crisis que ha provocado el coronavirus no será sencillo. Ningún país tiene la receta, y muchos serán los ajustes fiscales que se vienen en Europa. En España, el Gobierno de Pedro Sánchez está planteando medidas que reactiven la economía, pero también impositivas.

Desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) se ha lanzado una propuesta de ajuste fiscal que reactivaría la economía con una recaudación que superaría los 80.000 millones de euros.

Para esta organización, es “imprescindible” un ajuste fiscal para acometer la recuperación y el crecimiento económico de España, pero también es “indiscutible” que este reajuste no podrá recaer sobre las “mermadas rentas de autónomos y trabajadores”.

El esfuerzo extraordinario en el gasto público para la lucha contra la pandemia, así como todas las medidas que están realizando desde Moncloa para paliar la falta de liquidez entre pymes y autónomos acarrearán, según los expertos de UPTA, una necesidad de reforma de la política de recaudación fiscal.

Para ellos, esta reforma no se limitaría exclusivamente a subir impuestos, también habría que “priorizar el gasto” y “gestionar adecuadamente los fondos” para evitar la competencia desleal y la lacra de la economía sumergida.

Principales propuestas

Así las cosas, desde UPTA se propone establecer un tipo de IVA superreducido del 5% para las actividades de hostelería y turismo de aquí a un año, elevando el IVA hasta el 25% en actividades, bienes y servicios de lujo.

En lo que respecta al IRPF, esta asociación de autónomos propone elevar durante dos años el tipo marginal máximo para las rentas con un rendimiento superior a los 100.000 euros.

También haría lo propio, pero solo por un punto y durante dos años, a los que tengan un rendimiento superior a los 20.000 euros.

Por otro lado, sugieren una tasa fija para todas las transacciones financieras que superen los 5.000 euros en todo el territorio europeo.

En lo que respecta a las plataformas digitales, UPTA pide una normativa especial que regule en términos fiscales las actividades económicas que se establezcan entre particulares y que no tengan un estricto carácter de consumo colaborativo.

 

Normas
Entra en El País para participar