Génova hace suyo el triunfo de Feijóo y Podemos desliga su desplome de Iglesias

Cs propone que la lista conjunta con el PP de Euskadi se reedite en Cataluña. El PSOE ve en las urnas rechazo a la crispación y evalúa su apoyo al PNV

Sobres para la votacion al Parlamento de Galicia junto a un gel desinfectante por la pandemia del Covid-19.
Sobres para la votacion al Parlamento de Galicia junto a un gel desinfectante por la pandemia del Covid-19.

Las elecciones autonómicas celebradas este domingo en Galicia y País Vasco dejaron claros ganadores, reforzando a quienes ya gobernaban, y perdedores, frustrando potenciales entradas en los Parlamentos autonómicos o propiciando relevantes salidas. Sin embargo, el reparto de méritos y culpas entró este lunes en el terreno gris de la interpretación, en función de la óptica adoptada en cada casa.

En Galicia, donde el escrutinio se alargó hasta la madrugada a cuenta de un escaño por Pontevedá que, a falta del voto exterior, terminó pasando del PP (que repite los 41 de 2016) al PSOE (que sube uno, hasta 15) sin alterar los 19 del BNG, no se alteró el éxito de Alberto Núñez Feijóo, que logra su cuarta mayoría absoluta. El presidente de la Xunta celebró no haberse apartado de su carrera gallega para irse a Madrid, pero su refuerzo como barón regional le vuelve a situar como potencial líder de su partido, donde este lunes se instaba a seguir su ejemplo de moderación.

Pese a ello, la sede central de Génova, que lleva meses radicalizando el mensaje a la búsqueda del voto perdido en favor de Vox, hizo este lunes suyo el éxito del gallego. Así, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, planteó que el resultado electoral demuestra el triunfo del “modelo Casado-Fejióo” frente al de “Sánchez Iglesias”, recoge Efe, lo que, dijo, supone “la antesala de la victoria del PP en España”.

“Lo que ha fracasado es la estrategia de la crispación, de derribo, de la oposición bronca”, quiso leer por su parte en las urnas el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, sosteniendo que “donde el PP no ha seguido esa dirección nacional” es donde mejores resultados a obtenido y asumiendo que la victoria electoral fue para la “moderación y el consenso”. En cuanto a la situación del PSOE, obviando el estancamiento de Galicia, el también ministro de Transportes expuso que su formación, que pasa de nueve a 10 escaños en Euskadi, evalúa en estos momentos reeditar su apoyo al Gobierno del PNV de Íñigo Urkullu, que subió de 28 a 31.

“Nuestro espacio político ha sufrido hoy una derrota sin paliativos. Perdemos buena parte de nuestra representación en el Parlamento Vasco y quedamos fuera del Parlamento de Galicia. Nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido”, escribió en Twitter, desde el otro extremo del resultado electoral, el líder de Unidas Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Pese a su implicación personal en los comicios, la portavoz de la Ejecutiva de Podemos, Isabel Serra, desligó a la cúpula del partido del desplome y recordó que esta ha sido “revalidada” por las bases en mayo.

Ciudadanos, por su parte, que no entra en el Parlamento gallego pero consigue un diputado en el vasco gracias a su coalición con el PP en la región, contempló este lunes “sumar” también con los populares en los próximos comicios autonómicos catalanes, recoge Europa Press, según avanzó la portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Melisa Rodríguez.

Normas
Entra en El País para participar