Industria

Alstom presenta un plan de desinversiones a la CE para allanar la compra de Bombardier

La canadiense saldría del desarrollo del tren de alta velocidad Zefiro y la francesa lo haría del tren regional Coradia

Sede del fabricante de trenes Alstom en París.
Sede del fabricante de trenes Alstom en París.

El fabricante de trenes Alstom está dispuesto a hacer concesiones ante la Comisión Europea para sacar adelante la compra de Bombardier Transportation, anunciada en febrero por un precio que iría de 5.800 a 6.200 millones. Se trata de allanar la operación y conseguir el plácet de Competencia, que mostró en junio ciertos reparos a esta integración.

El gigante francés, que viene de ver frustrado su intento de fusión con el negocio ferroviario de Siemens, ha respondido esta mañana a la preocupación de Dirección General de Competencia respecto a la posición que ganaría Alstom como segundo productor mundial de material rodante ferroviario.

Entre los compromisos figura la transferencia a un tercero de la participación de Bombardier en el tren de alta velocidad V300 Zefiro; la venta por parte de Alstom del desarrollo de su tren regional Coradia Polyvalent y de la planta francesa de Reichshoffen, y la desinversión de Bombardier en la plataforma Talent 3, así como en la fábrica germana de Henningsdorf. Alstom también se ha abierto a compartir parte del negocio de señalización y sistemas de gestión de trenes del grupo canadiense.

El proyecto busca la creación de un gigante europeo capaz de competir con la ofensiova internacional de la china CRRC. Alstom y Bombardier Transportation mantienen el calendario fijado para su integración en el primer semestre de 2021.

Normas
Entra en El País para participar