Política

Vox anuncia la creación de un sindicato para “proteger a los trabajadores”

Abascal hace un guiño a los trabajadores para atraer su voto

Santiago Abascal, presidente de Vox.
Santiago Abascal, presidente de Vox. Getty Images

Vox quiere formar un sindicato y atraer el voto de los trabajadores. Ese fue el anuncio realizado ayer por el presidente de la formación, Santiago Abascal, en A Coruña. El líder de la formación no precisó detalles y se limitó a señalar que el sindicato no estará al servicio de "causas ideológicas" sino que su objetivo de actuación será la protección de todos los españoles.

"Muy pronto habrá un sindicato que protegerá a los trabajadores, a sus familias, a nuestros barrios, a la industria, que estará al servicio de los trabajadores y no de causas ideológicas", avanzó Abascal durante su interve nción en un acto de campaña. "No se arrodillará ante los poderosos ni la nomenclatura comunista", precisó. De los pocos detalles que se conocen está la financiacón. Según lo adelantado, el sindicato será sufragado por sus afiliciados. Abascal criticó que los sindicatos existente se inclinan "al servicio de la izquierda" y sus "intereses globalistas".

El líder nacional de Vox, Ricardo Morado, ofreció un mitin en el exterior del Palacion de Exposiciones y Congresos al que asistieron 300 personas. En referencia a las elecciones del próximo 12 de julio, Morado señaló que espera obtener representación en el parlamento gallego para "romper la ley del silencio" que impide que se aborden temas que importan a los gallegos.

"Tengo la esperanza de que podamos hacer historia muy pronto, de que estéis en el parlamento gallego rompiendo la ley del silencio que algunos han impuesto y a la que otros se han rendido", afirmó dirigiéndose a los candidatos provinciales. El presidente de Vox señaló que el objetivo que persiguen con la entrada en el parlamento es el de "mantener vigilado" al presidente de la Xunta en sus "derivas y tentaciones" porque tiene "un ojo izquierdo y otro que mira a los nacionalistas".

A las afueras del recinto donde se celebró el acto político se produjo una concentración antifascista, en la que, al término del acto, arrojaron dos bengalas que provocaron algunas cargas policiales. En torno a dos centenares de personas protestaron con una gran pancarta que rezaba "Contra el fascismo ni un paso atrás", al grito de "fuera fascistas de nuestros barrios".

El partido de Abascal ha anunciado este domingo que ha interpuesto una denuncia ante el Juzgado de Instrucción de Lugo contra el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, por "delito electoral, omisión del deber, prevaricación y tráfico de influencias" al no impedir que una concentración antifascista coincidiera con un mitin electoral en el que "los asistentes fueron increpados y vejados".

Normas
Entra en El País para participar