Valtreixal Resources prevé abrir su mina de wolframio y estaño en Zamora en 2021

Invertirá 37 millones y creará 600 puestos de trabajo entre directos e indirectos

Desarrollo minero metalúrgico, en una imagen de archivo.
Desarrollo minero metalúrgico, en una imagen de archivo.

La compañía Valtreixal Resources, que tiene un proyecto para abrir y explotar una mina de wolframio y estaño en la provincia de Zamora, prevé iniciar las obras de construcción en la segunda mitad de 2021. Según explican fuentes de la empresa, que acaba de recibir la autorización urbanística por parte de la Junta de Castilla y León, está a la espera de recibir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y posteriormente la aprobación del Proyecto de explotación de la mina (ya presentado y actualmente en trámite).

El proyecto minero de Valtreixal Resoruces, filial del grupo Almonty Industries, contempla una inversión de 37 millones de euros y la creación de 200 empleos directos y otros 400 indirectos en el municipio de Pedralba de la Pradería.

Según la información detallada por la compañía, el complejo minero, que ocupará un área de 250 hectáreas tendrá una vida prevista de unos 25 años, de los cuales 19 se corresponderían con la fase de explotación, y el resto se dedicarían a las labores previas de montaje y preparación, y las finales de restauración y desmontaje.

En cuanto a la extracción de mineral, Valtreixal Resources estima una producción anual de 1.200 toneladas de wolframio y 450 toneladas de estaño.

Se da la circunstancia de que Pedralba de la Pradería, el municipio donde se prevé llevar a cabo la explotación minera, carecía de una normativa urbanística por lo que el expediente se ha tramitado a través de la Junta de Castilla y León. De hecho, el organismo regional ha tenido que adaptar la norma para dar luz verde a la posibilidad de que el proyecto llegue a desarrollarse, ya que planteaba un uso del terreno que en ese momento no era compatible con las normas presentadas para su aprobación.

Este trámite es el primer paso para hacer realidad la construcción de la mina y supone un impulso importante para la compañía. La delegada territorial de la Junta de Castilla y León, Clara San Damián, explicó que la tramitación de este expediente es muy compleja y se efectúa “con las máximas garantías medioambientales de manera que pueda compatibilizarse riqueza y medio ambiente”.

Además, Industria ha iniciado el procedimiento administrativo interno y ha solicitado un informe a Portugal, ya que la explotación se ubicaría en las proximidades a la frontera lusa. Por ello, el expediente deberá pasar aún por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, el Ministerio de Transición Ecológica, el Ministerio de Asuntos Exteriores y las correspondientes autoridades portuguesas. Pese a ello, la empresa confía en poder iniciar los movimientos de tierras a partir de julio de 2021.

De momento, el proyecto ha superado las consideraciones medioambientales, ya que hasta ocho ONG habían presentado alegaciones en contra porque se ubicará en una zona considerada de alto valor ecológico dentro de la Red Natura 2000, dentro de la Zona de Especial Conservación (ZEC) Sierra de la Culebra.

 

Normas
Entra en El País para participar