El hito en la valoración de mercado de Tesla dispara la retribución de Musk

La compañía cotiza ahora a 69 veces sus ganancias previstas para 2022, según datos de Refinitiv

Elon Musk.
Elon Musk.

El auge de la electrificación de Tesla se ha cobrado su víctima más importante hasta ahora. Las acciones de esta empresa de reciente creación de Silicon Valley subieron el miércoles aproximadamente un 5% para alcanzar por un momento un valor de mercado de 210.000 millones de dólares, superando a Toyota Motor. Por inmerecido que pueda ser, pone a cien el bonus por resultados de su consejero delegado Elon Musk.

El fabricante del Model 3 ha cotizado mucho tiempo a un múltiplo de ganancias mucho más alto que sus tradicionales rivales centrados en los motores de combustión interna. Pero después de que el precio de las acciones se haya disparado un 400% durante los 12 últimos meses –adelantando a Ford Motor, luego a General Motors y luego a Volkswagen– Tesla cotiza ahora a 69 veces sus ganancias previstas para 2022, según Refinitiv. Toyota, en cambio, cotiza justo por debajo de 10 veces las ganancias para ese año natural.

El precio actual de Tesla exige la máxima fe en la capacidad de Elon Musk para producir millones de vehículos más al año que los 400.000 que logró en 2019, o sacar al mercado una flota grande de robotaxis baratos. Nada de eso parece probable de momento.

Pero esa valoración inicia la cuenta atrás para que Musk reciba otro enorme pago. Los accionistas aprobaron hace dos años un paquete de resultados de 10 años que permite entregar al consejero delegado acciones equivalentes al 12% de la cantidad pendiente, por un valor total de hasta 60.000 millones de dólares. Para recibirlas, se tiene que alcanzar un objetivo de valor de mercado y otro de ingresos o de ebitda ajustado. Le concedieron el primero de los 12 posibles tramos hace poco más de un mes, basado en un valor de mercado de 100.000 millones de dólares y unos ingresos anuales de 20.000 millones de dólares. Las acciones ya habían superado a toda velocidad el segundo objetivo de valor de mercado – 150.000 millones de dólares – hasta alcanzar su nivel actual, aunque Musk tendrá que esperar a que eso se confirme sobre la base de una media de seis meses.

Los objetivos de ingresos y de ebitda podrían alcanzarse este año, según las estimaciones recabadas por Refinitiv, pero se han visto enturbiados por el impacto que han tenido en las ventas los confinamientos a causa de la covid-19. Cualquier retraso en el próximo pago daría al menos a los inversores una pequeña garantía de que no están precipitándose.