La UE abrirá mañana sus fronteras a 14 países a la espera de lo que diga China

Los 27 extienden el veto a Estados Unidos, Rusia, Brasil o México

Agentes de la Guardia Civil y personal del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez controlan la llegada de pasajeros.
Agentes de la Guardia Civil y personal del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez controlan la llegada de pasajeros. EUROPA PRESS

La Unión Europea (UE) abrirá a partir de mañana, 1 de julio, sus fronteras exteriores, cerradas desde mediados de marzo por la crisis de coronavirus, a un total de 14 países considerados "seguros", entre los que no figuran Estados Unidos, México, Brasil o Rusia. A la lista se le sumará un país más, China, en el caso de que Pekín cumpla con el condicionante de la reciprocidad, uno de los requisitos que han acordado los Veintisiete. Los 27 gobiernos llevan semanas negociando la lista de países seguros, unas conversaciones que se han prolongado durante todo el fin de semana por la falta de consenso entre los socios.

Finalmente, los Estados miembros aprobaron por mayoría cualificada este martes esa lista inicial, que irá revisándose cada dos semanas en función de la evolución de la pandemia, el tiempo mínimo para poder ver cuál es la evolución de la enfermedad en cada uno de los países

En el listado de los países "seguros", cuyos nacionales podrán viajar a la UE, figuran Australia, Argelia, Canadá, China, Corea del Sur, Georgia, Japón, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelanda, Serbia, Tailandia, Túnez, Uruguay y Ruanda. La inclusión de China dependerá de si otorga reciprocidad a los ciudadanos europeos, una decisión que Pekín podría prolongar durante esta semana. La decisión, no obstante, cuenta con varias contradicciones, ya que otros países entendidos como seguros, como Argelia, mantienen cerradas sus fronteras a los ciudadanos comunitarios.

Una de las principales discusiones que se han vivido en el seno de las negociaciones para fijar el listado de las regiones vetadas ha sido la situación de Estados Unidos, sobre todo por las posibles respuestas que vengan de Washington en un momento en el que las relaciones comunitarias con la Administración Trump no pasan por sus mejores momentos.

Antes de la llegada de la pandemia, la UE permitía la entrada con visado en todo el espacio Schengen a los ciudadanos procedentes de 105 países, a los que se le sumaban otros 67 sin necesidad de visado.

Criterios

El compromiso de los Estados miembros es basarse en criterios “epidemiológicos claros”, subrayan los Veintisiete, que permitan acotar la lista en función de cuestiones sanitarias y científicas y no como consecuencia de decisiones políticas, de modo que la frontera se empiece a abrir a países en donde el alcance de la pandemia se encuentre en los niveles similares de la UE.

La recomendación establece que los criterios para decidir qué países tienen carta blanca para entrar se basen en el número de infecciones por cada 100.000 habitantes durante los últimos 14 días, en la tendencia de nuevos casos durante el mismo periodo de 14 días anteriores y la capacidad de esos países para trazar, contener y tratar posibles nuevos brotes.

Los Veintisiete, además, prevén una serie de excepciones para seguir permitiendo los viajes procedentes de los países vetados si se trata de circunstancias excepcionales, por ejemplo para permitir regresar a europeos o familiares de europeos atrapados en el exterior.

A estas excepciones, los Estados miembro también han sumado categorías sugeridas por Bruselas, como es el caso de los estudiantes o de los trabajadores de alta cualificación, y mantienen otras ya consolidadas como diplomáticos, refugiados y demandantes de asilo, viajeros en tránsito y trabajadores estacionales.

La recomendación, que insiste en la necesidad de coordinar entre los Estados miembro todos los pasos que afecten a la frontera exterior, por las consecuencias que pueda tener en el espacio sin fronteras Schengen, apunta también que cada país podrá introducir medidas de seguridad adicionales para los viajeros de las categorías exentas, en especial si el origen de su viaje es una región considerada de alto riesgo. Ruanda, Serbia y Montenegro son las principales dudas.

Normas
Entra en El País para participar