Antonio Couceiro (Cesgar): “Hemos avalado créditos para pymes por 1.184 millones hasta mayo, un 110% más”

Las SGR se vuelcan en la concesión de avales para la financiación empresarial en época de pandemia y prevén triplicar el volumen de 2019, hasta 4.300 millones a fin de año

Antonio Couceiro, presidente de Cesgar SGR, en una imagen de archivo.
Antonio Couceiro, presidente de Cesgar SGR, en una imagen de archivo.

Con experiencia en la Administración y en la empresa privada, Antonio Couceiro ha sido reelegido el 2 de junio presidente de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-Cesgar) para dos años más. Después de una primera etapa centrada en potenciar la difusión de las SGR entre pymes y autónomos, su segundo mandato se centrará en ayudarles a paliar los efectos de la crisis del Covid-19.

¿Qué retos tiene en su mandato?

Mi gran objetivo es demostrar que en estos momentos de profunda crisis el sistema de garantía recíproca español va a hacer un esfuerzo importante por estar a la altura de las circunstancias y seguir ayudando a autónomos y pymes a que dispongan de la financiación imprescindible para disponer de la liquidez para sobrevivir, seguir trabajando y manteniendo el empleo.

¿Cómo están evolucionado las líneas especiales de avales para hacer frente a la pandemia?

Las 18 SGR, junto con Cersa, han lanzado avales específicos y a cierre de mayo habían conseguido avalar líneas de crédito por 1.184 millones de euros, incrementando la actividad un 110% respecto del mismo periodo (enero-mayo) de 2019, con 13.860 avales formalizados. El aval tipo es para una pyme que lo necesita para circulante, con un plazo de 3 a 5 años, destinado al sector servicios. Pero también lo estamos realizando para industria, comercio y construcción.

"Los fondos del ICO y las SGR son suficientes para una primera fase. Falta un plan de recuperación de la economía"

Con estas cifras, ¿qué previsiones manejan para el cierre del año?

Estimamos que para todo 2020 sobrepasaremos los 4.300 millones de euros en volumen de crédito formalizado, con 60.000 avales suscritos, que supondrá triplicar los que se formalizaron en 2019 tanto en número como en volumen. Un total de 141.554 pymes serán beneficiadas, siendo socios partícipes del sistema y ayudando a mantener 764.335 puestos de trabajo, tanto de autónomos como pymes. Son unas cifras muy relevantes.

¿Qué papel esta jugando su plataforma digital Con Aval Sí?

Fundamental. La crisis está demostrando que la digitalización es imprescindible para dinamizar el sistema. Antes era una opción, hoy es una necesidad. La gestión telemática de las solicitudes permite asimilar ese incremento de solicitudes. A finales de mayo la plataforma Con Aval Sí ha recibido 40.405 solicitudes por más de 5.000 millones, multiplicandose por cuatro el volumen tramitado.

El Gobierno ha aprobado medidas para facilitar la liquidez en las empresas, ¿Echa en falta algo?

Tomó la dirección correcta cuando implementó de forma escalonada las líneas de avales del ICO. Por lo que a nosotros respecta, de forma inmediata se incrementaron los volúmenes de reaval por parte de Cersa, lo que nos permite a las SGR poder asumir mayores niveles de riesgo y volúmenes de avales. Teníamos aprobada una línea de reaval de 750 millones y en estos momentos podemos reavalar operaciones por más de 1.500 millones y con la posibilidad de seguir incrementando la cifra.

"Trabajamos para lanzar un fondo de titulización y desarrollar un 'fintech'

¿Han detectado algún fallo o error en el sistema?

Durante la primera semana de desarrollo de las líneas especiales, las SGR recibieron más volumen de solicitudes que en todo 2019. No hay organización en el mundo preparada para dar respuesta inmediata cuando se produce semejante aluvión. Hemos demostrado ser un sistema flexible y eficiente porque hemos incrementado los recursos humanos para dar respuesta y estos están trabajando con mayor intensidad. El compromiso del personal es absoluto para sacar adelante las operaciones.

El ICO ha dispuesto 100.000 millones y las SGR más de 4.300. ¿Son suficientes estos fondos?

Están dirigidos a la primera fase de la crisis, que es la de supervivencia empresarial. Falta la de recuperación y luego el plan de reconstrucción. Cada una va a exigir medidas de financiación diferentes. Para la fase de supervivencia, puede ser suficiente; seguimos teniendo abiertas las solicitudes y el volumen ha decaído. A mediados de julio estarán todas ellas resueltas.

¿Se necesita una banca pública como pide parte del Gobierno?

Ahora, cuando el Estado va a sufrir también un deterioro en sus cuentas, no añade nada positivo al sistema. Prefiero fórmulas de colaboración público-privadas.

¿Cómo valora la cumbre empresarial que se está celebrando estos días en CEOE?

Es muy oportuno conocer de primera mano lo que aqueja a las grandes empresas, junto a las pymes. Valoro sus peticiones de mejor financiación y flexibilización de los ERTE para ajustarlos a la demanda del mercado. Destaco su apuesta por la sostenibilidad, en sectores como la construcción y energías alternativas.

¿En qué fase está el fondo de titulización en el que trabajaban?

Se trata de un fondo de financiación no bancaria para pymes, que lo bautizamos como Aquisgrán. Supone un aval al 100% de la SGR contando con un preaval de Cersa del 75%. En momentos como este disponer de un instrumento como Aquisgrán hubiera sido muy importante. No hemos llegado a tiempo de implementarlo pero sí estamos trabajando para ponerlo en marcha junto al plan de reconstrucción.

¿Cómo es su relación con la banca durante esta crisis sanitaria?

Son aliados estratégicos de las SGR. Ponemos a disposición avales considerados sin riesgo por el Banco de España, por lo que no exige provisiones. En las 48 horas siguientes a que se den las condiciones para exigirlo, las SGR están obligadas a hacer líquido el aval. A la entidad financiera le evita no consumir capital ni movilizar recursos. Ahora estamos trabajando con ellas para renovar los convenios que tenemos.

¿Prevén colaboración con fintech?

Es uno de los retos. En el plan estratégico que elaboraremos tras el verano la digitalización es un área clave y trabajaremos la posibilidad de colaborar o desarrollar una fintech por parte de las SGR.

La reputación de las SGR se vio dañada en 2019 por irregularidades que detectó el Banco de España en avales de Avalmadrid. ¿Se ha reforzado la transparencia?

En los últimos años se han dado pasos importantes por el Banco de España y las propias SGR que han mejorado enormemente su gobernanza. Nada tiene que ver la gobernanza actual de las SGR con la que había cuando se produjeron aquellas situaciones. No ha habido que tomar nuevas decisiones porque estaban ya tomadas.

Normas
Entra en El País para participar