Unos 700 trabajadores de Nissan exigen en Barcelona la autorización previa a los ERE

A la protesta también han acudido trabajadores de empresas proveedoras y subcontratas de la automovilística

Concentración de trabajadores de Nissan en el centro de Barcelona, este jueves.rn
Concentración de trabajadores de Nissan en el centro de Barcelona, este jueves. Europa Press

Unos 700 trabajadores de Nissan se han concentrado este jueves en Barcelona para exigir la derogación del artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores y que se recupere la autorización administrativa de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

Y es que, si se hiciera esa reforma legal, la multinacional necesitaría de un informe favorable de la autoridad laboral para poder despedir al personal de estas tres plantas, unas 3.000 personas, argumentan los sindicatos.

Centenares de trabajadores de Nissan se han concentrado primero en el Paseo de Gràcia de Barcelona, frente a la sede del departamento de Empresa de la Generalitat, donde representantes sindicales han entregado un escrito a la consellera, Àngels Chacón, para reclamar la derogación del artículo 51 de la reforma laboral.

Los trabajadores, que han cortado en todo momento el Passeig de Gràcia, prevén avanzar hasta llegar a la sede de la Delegación del Gobierno, donde esperan poder entregar otra carta con las mismas peticiones a la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera.

Durante la concentración, los trabajadores han gritado consignas como 'Guerra, guerra, guerra, Nissan no se cierra' y 'Hay que derogar, la reforma laboral'. A la protesta también han acudido trabajadores de empresas proveedoras y subcontratas de la automovilística.

Ya desde la semana pasada los diferentes sindicatos de Nissan presionan al Gobierno para que lleve a cabo ese cambio legal para dificultar los despidos en las plantas de Nissan y forzar a la multinacional japonesa a negociar la continuidad de las instalaciones, cuyo cierre se estima que puede afectar a 25.000 trabajadores, entre empleados directos y los generados en empresas proveedoras.

Al acabar la movilización, los empleados de Nissan han hecho una asamblea en la que han reclamado a los políticos que "dejen de hablar y actúen", han cargado contra la persona designada por Nissan para liderar el cierre de las plantas, Frank Torres, y han avanzado que preparan movilizaciones también en Cantabria, donde la multinacional quiere aplicar un ERTE hasta 2023.

Se trata de la cuarta semana de movilizaciones después de que el pasado 28 de mayo Nissan anunciara el cierre de sus plantas catalanas: desde entonces los trabajadores se han concentrado ante la fábrica de la Zona Franca, concesionarios de Nissan y Renault e incluso frente a la sede de Garrigues, el despacho de abogados que se encargará de los despidos.

Llamada a la unidad

CC OO de Cataluña ha hecho un llamamiento a la "unidad" de todos los trabajadores de las empresas auxiliares de Nissan para evitar el cierre de las plantas de la multinacional en Barcelona, según ha indicado en un comunicado este jueves.

Lo ha sostenido después de que representantes del sindicato en los comités de empresa de las plantas de la Zona Franca de Barcelona, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca se reunieran el miércoles con representantes sindicales de sus proveedores y subcontratas.

El sindicato ha abogado por "trabajar en la misma dirección" entre los trabajadores de Nissan y los de las empresas auxiliares, por lo que les ha pedido que se sumen a las movilizaciones de los empleados de la multinacional.

Normas
Entra en El País para participar