BCE

Guindos se muestra a favor de subvenciones europeas en lugar de préstamos para España

Reclama a los políticos voluntad de superar diferencias por el bien común.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.
El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos. EFE

Las diferencias en la posición fiscal de partida entre los países de la zona euro ante la crisis de la Covid-19 implica que si las ayudas europeas llegan en forma de deuda podría agravarse la situación de los países con las cuentas menos saneadas, por lo que en el caso de países como Italia o España "es mucho mejor" que este apoyo llegase como subvenciones no reembolsables, ha indicado el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.

"Para países como Italia, como España, como Grecia es mucho mejor que en vez de llegar en forma de deuda lo hagan en forma de subvenciones no reembolsables", ha señalado el banquero central durante un evento organizado por la Fundación Pablo VI en referencia a las distintas propuestas para crear un plan de recuperación europeo, para quien "eso pondría también de manifiesto un nivel de solidaridad entre los países que enviaría una señal muy importante".

En cuanto a la imposición o no de condiciones, Guindos ha recordado que la propuesta de Bruselas establece que los países que soliciten las ayudas deberán presentar un plan de reformas y explicar qué proyectos de inversión se quieren sacar adelante.

"No es condicionalidad, es en última instancia que el dinero, que no cae del cielo y la Comisión tendrá que endeudarse y procederá de los propios recursos del presupuesto, se utilice de la mejor forma posible", ha apuntado.

En este sentido, el vicepresidente del BCE ha subrayado que la propuesta planteada por Bruselas es de un plan de recuperación y no de reconstrucción, puesto que, a diferencia del Plan Marshall tras la Segunda Guerra Mundial, no se ha producido destrucción de infraestructuras o capacidad económica, aunque sí un impacto brutal porque la economía no estaba preparada para cerrar durante tres meses.

De este modo, el exministro español de Economía y Competitividad ha expresado su confianza en que todo lo que tiene que ver con la inversión en cambio climático va a tener un papel destacado en dicho plan de recuperación, señalando que esta es un área en el que Europa va a ser importante porque se le ha dado mucha relevancia.

El populismo no es la solución a la crisis

Por otro lado, el vicepresidente del BCE ha advertido de que aún falta un largo camino por recorrer en la recuperación "desde niveles muy bajos" que parece haberse iniciado a medida que se han levantado las restricciones impuestas para frenar la pandemia de Covid-19, después de haber tocado fondo en la peor crisis económica en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

"Lo básico es salir (de la crisis) aún no somos conscientes de las cicatrices que esto va a dejar y en los próximos meses vamos a serlo", ha señalado Guindos. "Queda mucho por recorrer y por lo tanto en el BCE estamos intentando evitar que la crisis económica y sanitaria se convierta en una crisis de deuda", ha añadido.

En este sentido, el vicepresidente del BCE ha subrayado la importancia de que los ciudadanos europeos tengan conciencia de que si no estuviera Europa, la situación de los países sería mucho peor. "Ese es el mejor mensaje para acabar con los populismos y soberanismos", ha afirmado.

"Yo creo que es un momento adecuado para mas integración económica, cultural...para que Europa desempeñe un papel de mayor relevancia en el mundo (...) El populismo no es la solución, la solución pasa por la integración y la apertura de miras", ha defendido.

De este modo, Guindos ha expresado la importancia de maximizar la apertura hacia los demás y dejar a un lado los dogmatismos en vez de tratar de maximizar los votos, augurando que, si bien los planteamientos políticos a veces tratan de aprovechar las circunstancias, la sociedad española va a castigar las posiciones oportunistas.

"La sociedad española en estos momentos está enormemente preocupada por la crisis sanitaria y también por el impacto económico de la peor recesión en España desde la Guerra Civil. Se va a producir un empobrecimiento importante de la sociedad y es fundamental intentar salir todos unidos", ha señalado Guindos, para quien "el político que no se dé cuenta de la necesidad de superar las divergencias ideológicas se verá penalizado".

Normas
Entra en El País para participar