El Gobierno estudia planes de construcción y rehabilitación de vivienda que creen 370.000 empleos

La palanca de la rehabilitación captaría 2.000 millones de los fondos europeos y la inversión privada

Viviendas en Madrid.
Viviendas en Madrid.

El Gobierno lanzará un plan de rehabilitación y restauración de viviendas de dos años que supondrá movilizar una inversión de unos 2.000 millones de euros, generando cerca de 220.000 puestos de trabajo, según las estimaciones del Ejecutivo. La iniciativa estaría vinculada al Plan de Inversiones y Reformas 2020-2022, por el que España canalizaría los fondos provenientes del fondo de recuperación que pondrá en marcha la Unión Europea una vez que los socios definan sus cantidades, plazos y condiciones. Aún no se sabe cuánto podría rascar el país de las partidas comunitarias, pero la cantidad se quedaría por sí sola muy lejos. Necesitaría, por ello, del impulso de la iniciativa privada para poder alcanzar la cifra esperada. 

A su vez, el Gobierno tratará de dar un empujón a la ampliación del parque público de vivienda, uno de los objetivos que se marcó la cartera que dirige José Luis Ábalos ya antes de la crisis del coronavirus Covid-19, y que se ha vuelto "más urgente" tras una pandemia que ha puesto de relieve "la importancia de la vivienda", explican fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Esta iniciativa generaría cerca de 150.000 puestos de trabajo. En total, unos 370.000 empleos en dos años si ambos planes ven la luz, según las estimaciones.

Sobre el programa de rehabilitación de inmuebles ha hablado este martes el secretario de Estado de Transportes y Movilidad, Pedro Saura, en el Executive Fórum La movilidad y la agenda urbana en tiempos del Covid-19. El programa aspira a multiplicar por cuatro el número de pisos que se reforman al año en España, de forma que ascienda a unos 120.000 anuales, frente a los cerca de 31.000 actuales, según los datos del propio Ministerio. El objetivo del proyecto tiene dos vertientes: por un lado, mejorar la situación del parque de viviendas, impulsando la transición verde gracias al desarrollo de la eficiencia energética. Por otro lado, promover la creación de empleo en un sector tan importante como el de la construcción, detallan las mismas fuentes.

El plan contemplará tanto obras de rehabilitación por parte de particulares como grandes proyectos de regeneración y renovación urbana "a gran escala e integral de barrios", según detalló Saura en declaraciones recogidas por Europa Press. En este sentido, aseguró que su Departamento tiene ya diseñados dos modelos de contrato de concesión, consensuados con Hacienda y la UE, para recuperar este tipo de contratación y levantar financiación privada de forma segura y con un "equilibrado reparto de riesgos".

La patronal de las empresas de reformas, Andimac, considera que los 2.000 millones de euros que se movilizarían durante los próximos dos años evitarían el previsible desplome de la actividad en construcción, "ayudando a mantener el empleo y fomentando la confianza en la economía". También equilibrarían el volumen de negocio del sector de los materiales de construcción, en el que tras el verano se espera "un fuerte debilitamiento de la demanda de obra nueva, tensiones de impagos como adelantan las aseguradoras de riesgo y una caída de las actuaciones de rehabilitación". No obstante, la patronal pide unificar criterios a la hora de conceder las ayudas a la rehabilitación.

A su vez, Andimac señala que el plan permitiría rejuvenecer el parque de viviendas en España, que actualmente avejenta a un ritmo del 1,8% anual, mientras la rehabilitación edificatoria afecta únicamente al 0,15% del mismo, dando lugar a "un lento y peligroso proceso de obsolescencia edificatoria que puede tener graves repercusiones sociales y económicas".

Antes del golpe de la pandemia, el proyecto de rehabilitación de inmuebles ya era una prioridad para el Ministerio, que barajaba una ley de arquitectura que pusiese el foco en la puesta a punto de los edificios destinados al arrendamiento público. Los fondos europeos, destinados principalmente a acelerar la transición digital y verde en la Unión, no han hecho más que apuntalar este proyecto, ya que uno de los puntos principales de la rehabilitación será impulsar la eficiencia energética y la sostenibilidad de los hogares.

El parque público de vivienda en alquiler no llega al 2,5% en España, mientras que la media en Europa se sitúa en torno al 15%. Tomando como referencia los datos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), en España cerca de 10 millones de inmuebles necesitan algún tipo de rehabilitación energética, principalmente aquellas destinadas a mejorar la eficiencia de los inmuebles más viejos, que consumen gran cantidad de energía. El año pasado, solo 31.000 de ellos vivieron algún tipo de puesta a punto.

Según las estimaciones del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), la rehabilitación urbana podría generar en torno a 400.000 empleos llegando a los índices europeos. En otros países vecinos, como Portugal, Francia o Italia, la tasa de ocupación en rehabilitación ronda el 3,9%, prácticamente el doble que la española (2,2%).

El presidente del CSCAE, Lluís Comerón, destaca también la importancia de acometer la renovación energética de esos 10 millones de viviendas, recalca que las necesidades de rehabilitación no se limitan únicamente a una adecuación medioambiental. El 50% de los 25,5 millones de inmuebles que conforman el parque residencial de España tiene, por ejemplo, problemas de accesibilidad, una dificultad añadida para una población cada vez más envejecida.

Normas
Entra en El País para participar