Inversión

El capital riesgo 'informal' invirtió 157 millones en 2019 en España, un 34% más

El número de inversiones, por contra, se redujo un 5,6% hasta 501 operaciones. ISDI Accelerator, Lanzadera e IESE BAN fueron los inversores más prolíficos

Juan Antonio Rullán y Guillermo Vicandi, cofundadores de Bnext.
Juan Antonio Rullán y Guillermo Vicandi, cofundadores de Bnext.

La inversión en start up sigue creciendo en España. El pasado año el volumen invertido por parte del llamado capital riesgo "informal", es decir, el que corresponde a busines angels, aceleradoras, media for equity, family offices y otras entidades aumentó un 34%, hasta los 157,5 millones de euros, registrando un nuevo récord, según revela el informe El Capital Riesgo Informal en España 2020 elaborado por webcapitalriesgo.com. El número de inversiones, por contra, se redujo un 5,6% hasta 501 operaciones.

La cifra supera al máximo histórico conseguido en 2016, cuando superó los 126,4 millones invertidos. A diferencia de aquel año, en el que la abultada inversión de O'hara Financial en Hawkers supuso más de un tercio del total invertido, en 2019 no se registró ninguna inversión de gran tamaño, aunque sí hubo un importante crecimiento en el número de inversiones entre uno y cinco millones de euros, con un importe medio invertido en las nuevas inversiones de 306.000 euros, un 42% más que el año anterior.

Según detalla el informe, este es el tercer año, el segundo en los últimos cuatro años, que se supera la barrera de los 100 millones invertidos, "por lo que no sería descabellado que a medio plazo se rebasen los 200 millones", dice.

Si se analiza la fase de desarrollo de la empresa que recibió financiación por primera vez, predominaron las nuevas inversiones en arranque, con 212 (+5%), al igual que en los dos años anteriores. Por contra, la caída del número de inversiones en empresas en fase semilla, con 83, fue del 72%, mientras aumentó significativamente en empresas en fases más avanzadas-

Las aceleradoras ISDI Accelerator y Lanzadera (proyecto de Juan Roig) y la red de business angels IESE BAN fueron los inversores más prolíficos, con 67 , 49 y 21 nuevas operaciones respectivamente. Entre las plataformas de equity crowdfunding destacó Capital Cell y The Crowd Angel, con 12 cada una, y entre los grupos de inversores: Lanai Partners y Reus Capital Partners, con 16 y 15 cada uno.

El 96% del total invertido y el 87% del número de inversiones fueron a parar a empresas radicadas en España; el resto, a compañías establecidas en el extranjero, principalmente en Europa. Predominaron las nuevas inversiones en arranques.

Entre las principales inversiones del año destacaron Fever (que consiguió 31 millones en julio), Bnext (22 millones), Exoticca (11 millones), Auro (que cerró una ronda de financiación de 10 millones en julio) y Signaturit y Som Biotech, que captaron cada una siete millones.

Por sectores, el digital acumuló el 39% del volumen invertido y el 42% del número de inversiones realizadas. Le siguieron las categorías de informática (hardware, software y servicios) y medicina y salud.

La Comunidad de Madrid fue la región que recibió un mayor volumen de inversión, con 63,5 millones de euros en 124 inversiones, mientras Cataluña sumó 187 inversiones por 58,2 millones de euros.

En cuanto a las desinversiones, el volumen a precio de coste aumentó un 67% hasta 17,7 millones de euros, registrándose 39 operaciones, un 23% menos que en el año anterior. De las 21 ventas a industriales contabilizadas (en 10 empresas) destacaron Afterbanks, Besepa, Cornerjob o Instamaki, así como la venta de Gear Translations a fondos de venture capital.

Al cierre de 2019, la cartera viva del capital riesgo informal español ascendió a 2.011 empresas que acumulan 543 millones de euros en inversión.

Normas
Entra en El País para participar