Fase 2 y Fase 3. ¿Puedo abrir mi negocio? ¿En qué condiciones?

En fase 2 se reabren los cines y centros deportivos, mientras que en la 3 se amplía el aforo en comercios.

Fase 2 y Fase 3. ¿Puedo abrir mi negocio? ¿En qué condiciones?

Cada negocio ha tenido que adaptarse a la nueva situación provocada por el coronavirus. Así, en función del tipo de empresa, unas han podido abrir desde la fase 1, mientras que otras han tenido que esperar a la fase 2 o a la 3.

Negocios que abren en fase 2

Así, según detallan desde Grupo 2000, en la fase 2 de la desescalada se han podido reabrir los centros comerciales, aunque con un aforo del 40%, al igual que los locales de hostelería. También los cines, teatros y auditorios pueden empezar a funcionar si cuentan con butacas preasignadas y un límite en el aforo. Lo mismo sucede con las salas de exposiciones y monumentos.

Las actividades deportivas también se han puesto en marcha en la fase dos. De hecho, se permite la apertura de gimnasios e instalaciones deportivas cubiertas con cita previa y un aforo máximo del 30%.

Los centros educativos que no son universitarios ni de educación oficial también pueden abrir en esta fase.

En la fase 3, por su parte, ya no existen franjas horarias. En esta fase se reabren los zoos, acuarios y centros recreativos turísticos con una limitación de aforo del 50%. También se permiten las actividades al aire libre con niños, se puede realizar turismo activo con grupos de máximo 30 personas y empiezan a funcionar de nuevo los salones de juego, casinos y apuestas con límite de aforo al 50% y máximo de 50 personas.

Hay cambios en los locales de hostelería, donde ya se permite consumir en la barra y en los lugares de ocio nocturno que permite un tercio del aforo. Por su parte, los establecimientos comerciales podrán abrir a un 50% de su aforo y los mercadillos, bibliotecas y centros comerciales también limitan al 50% su capacidad.

Incorporación tras el ERTE

Si la empresa ha solicitado un ERTE, podrá solicitar la reincorporación de los mismos de manera progresiva en función del volumen de trabajo. A su vez, podrá transformar la suspensión de trabajo en una reducción de jornada o bien finalizar el ERTE para que todos los empleados se incorporen nuevamente a la empresa.

Normas
Entra en El País para participar