El IPC se mantiene en mayo pero baja la tasa interanual por los combustibles y la electricidad

La tasa interanual es dos décimas inferior a la registrada en abril y la más baja desde mayo de 2016

Un usuario de una estación de servicio repostando.
Un usuario de una estación de servicio repostando. Reuters

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de mayo frenó la caída del mes previo y se mantuvo sin cambios. Eso en cuanto a la tasa mensual, porque la tasa interanual sufrió una caída de dos décimas, hasta situarse en el -0,9%, el nivel más bajo desde mayo de 2016, según los datos del INE. La caída del IPC ha sido inferior a la esperada: el indicador adelantado a finales de mayo había previsto un retroceso de tres décimas, hasta el -1%.

Los productos que explican la caída interanual son, sobre todo, energéticos: los combustibles líquidos (-40,3%), el gasóleo (-20,3%), la gasolina (-19,3%) y la electricidad (-17%). El apartado de carburantes y combustibles también cayó en mayo, un 1,4% -en el año acumulan ya un desplome del 18,2%- y los alimentos no elaborados (bajan un 0,5%) fueron las partidas que más cayeron.

Ente los alimentos, uno de los sectores que forman parte de la cesta de productos que el INE ha llamado 'Bienes Covid', destaca la bajada respecto a abril de algunas carnes, como la de ave (-1,7%) o la de cerdo (-0,7%). Sin embargo, dentro del grupo de alimentos no elaborados las mayores caídas las registran las legumbres y hortalizas frescas (-6,7%). El pescado también se depreció, en su caso un 5% en solo un mes. Al contrario, las frutas en su conjunto, con una subida del 6,8%, contribuyeron a estabilizar el índice mensual.

Los carburantes y combustibles, explica el INE, tuvieron una incidencia directa en el amplio sector del transporte, que cae ocho décimas en el mes y acumula una bajada de ocho puntos en 2020. "Los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal y, en menor medida, de los automóviles descienden este mes, mientras que subieron en mayo de 2019", asevera Estadística.

El grupo con mayor influencia positiva en la lectura del IPC ha sido la vivienda, que incrementa su tasa anual seis décimas, hasta el –6,0%, debido a que los precios de la electricidad suben este mes, mientras que bajaron el año anterior.

Por comunidades autónomas, la tasa anual más baja la registran Castilla y León y Castilla-La Mancha, con -1,4% y la más elevada, Canarias, con un 0,4%, la única en terreno positivo.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se mantiene en el 1,1%, con lo que se sitúa dos puntos por encima de la del IPC general, lo que no ocurría desde julio de 2009.

La fruta, el producto que más se encarece en el confinamiento

La fruta fresca o refrigerada es el producto de la lista de la compra que más se ha encarecido durante el confinamiento según los datos del IPC de marzo, abril y mayo. El mayor incremento lo registró en este último, que se encareció el 11,4%. El segundo artículo que más vio subir su precio fue el azúcar (un 7,6% de media entre los tres meses), seguido de la carne de porcino (7,3%).

Normas
Entra en El País para participar