Coyuntura

El precio de los alimentos frenó sus alzas en mayo tras la escalada de abril

El IPC baja tres décimas, al -1%, en mayo, segundo mes de confinamiento

Personas en el interior de una tienda de decoración abierta en el primer día de la fase 1 en Madrid.
Personas en el interior de una tienda de decoración abierta en el primer día de la fase 1 en Madrid. Europa Press

Los precios de la alimentación, que subieron con fuerza durante el confinamiento del mes de abril, se mantuvieron estables en mayo, según ha publicado el INE.  El mes pasado, el impacto del coronavirus sobre líneas de producción y suministro se reflejó en un alza del 4% mensual para los alimentos. De hecho, en mayo los alimentos frescos, que subieron un 2,6% mensual en abril, se han abaratado el 0,4%. En términos anuales los alimentos siguen mostrando en mayo elevadas tasas de inflación, un 3,5%.

En términos generales, el IPC no experimentó cambios en mayo en relación al mes anterior, pero recortó tres décimas su tasa interanual, hasta el -1%, su mayor tasa negativa desde mayo de 2016. Encadena así cuatro meses de retrocesos y dos bajo cero. El organismo estadístico ha atribuido la disminución de la tasa interanual del IPC al abaratamiento de los carburantes y combustibles, frente a la subida de precios que registraron en mayo de 2019. Aunque los patrones de consumo han cambiado (el uso de vehículos ha sido residual, por ejemplo), el INE ha mantenido las ponderaciones en aras de tener series históricas comparables.

En todo caso, y para recoger mejor la evolución de la cesta de la compra durante el confinamiento, el instituto de estadística ha elaborado dos indicadores específicos. Los precios de los productos incluidos en el 'Grupo especial bienes Covid-19', en el que se incluyen los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, comida para animales, productos farmacéuticos y cuidado personal, aumentan un 2,8% en mayo respecto al mismo de 2019, tres décimas menos que abril, y un 0,1% sobre el mes anterior.

Mientras los alimentos frescos sitúan su tasa anual en el 5,4%, un punto y medio por debajo de la del mes anterior, los alimentos envasados se quedan en el 2,3%, una décima por encima de la de abril, al encarecerse un 0,2% mensual.

Por su parte, los precios del 'grupo especial servicios Covid-19', en el que figuran los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, telefonía, música y televisión en 'streaming', seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios, disminuyeron un 4,2% en mayo en tasa interanual, dos décimas más que en abril, consecuencia sobre todo de la bajada de los precios del gasóleo para calefacción.

El INE ha explicado que en mayo prosiguió el estado de alarma y, aunque muchos establecimientos empezaron a abrir sus puertas, lo han hecho con limitaciones de aforo. Por ello, la recogida de los precios se ha tenido que realizar íntegramente por métodos telemáticos. Parte de la cesta de productos del IPC sigue sin estar disponible para los hogares, por lo que el INE, siguiendo las pautas de Eurostat, ha tenido que estimar el 18,6% de los precios.

Normas
Entra en El País para participar