Los sindicatos alertan del riesgo de una gran bajada salarial en la segunda mitad de año

CC OO y UGT exigen al Gobierno la apertura urgente del diálogo social para diseñar la reconstrucción

Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo (izquierda), y UGT, Pepe Álvarez durante la rueda de prensa de hoy.
Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo (izquierda), y UGT, Pepe Álvarez durante la rueda de prensa de hoy.

"Hay un riesgo muy grande de intensa devaluación salarial en la segunda mitad del año. Los empresarios tienen todas las herramientas a su alcance para bajar salarios con motivo y sin motivo y eso hay que frenarlo porque es lo peor que le puede pasar a la economía española para su recuperación".Esta es la alerta que ha lanzado hoy el máximo lider del sindicato CC OO, Unai Sordo, que ha exigido al Gobierno la eliminación de alguno de estos mecanismos disponibles para las empresas para devaluar los salarios.

Concretamente, los sindicatos reclaman al Ejecutivo cambios legislativos en cuestiones como la facilidad de las empresas para inaplicar los convenios colectivos que les obligan a determinados incrementos salariales; a la prevalencia del convenio de empresa, que puede fijar retribuciones inferiores a las estipuladas en los acuerdos sectoriales; o a la posibilidad de recurrir a la modificación sustancial de las condiciones laborales a través del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

Todos estas cuestiones formarían parte de las negociaciones para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, que ahora los sindicatos plantean agilizar para frentar dicha devaluación salarial. Si bien los sindicatos tampoco descartan recurrir a la vía de la negociación bilateral con los empresarios para intentar frenar posibles rebajas salariales. "La eliminación de los mecanismos de devaluación salarial son perfectamente compatibles con la negociación de un Acuerdo de Negociación Colectiva para el año que viene que tenemos que negociar este mismo año", ha dicho el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. En ese acuerdo los sindicatos intentarían que la patronal mantuviera sus recomendaciones a las empresas de subir en un porcentaje acordado los salarios de sus trabajadores.

"Lo que no es de recibo es que cuando en la Unión Europea los ajustes de salarios no son el elemento para salir de la crisis sino todo lo contrario, alguien esté pensando en devaluar los sueldos,  porque eso solo debilitaría la economía española, la hundiría aún más y nos impediría salir de la crisis como pretendemos", ha insistido Álvarez.

Los sueldos pactados en los convenios colectivos estaban subiendo casi un 2% de media justo antes de que estallara la crisis del Covid-19, cumpliendo lo pactado por sindicatos y empresarios en el Acuerdo de Negociación Colectiva (2018-2020). De hecho, esta subida ya se había aplicado a unos 6,5 millones de trabajadores este año por la vía de la firma de nuevos convenios o la actualización de los vigentes.

Sin embargo, la negociación colectiva se frenó en seco en marzo con el estallido de la crisis sanitaria y tres meses después, prácticamente no hay nuevos trabajadores que hayan firmado sus condiciones laborales para este año. Ante esta parálisis negociadora, el temor mostrado hoy por los líderes sindicales es que, con la reincorporación de los empleados a sus puestos de trabajo, "el otro gran peligro, junto a los despidos, es la tentanción que tendrán los empresarios de bajar los sueldos de sus trabajadores porque lo tienen excesivamente fácil", ha remarcado Sordo.

Diálogo social

Sordo y Álvarez hicieron esta advertencia en una rueda de prensa conjunta para presentar el documento Un país con futuro que incluye las propuestas sindicales para llevar a cabo la reconstrucción de la economía española tras la crisis del Covid-19. Fundamentalmente, los sindicatos abogan por diversificar la estructura productiva desarrollando las capacidades industriales del país, y apostando por la inversión tecnológica, la digitalización y la economía verde.

Si bien, ambos líderes sindicales consideran que la Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados --en la que hoy comparecen la ministra de Trabajo y los representantes de las organizaciones empresariales y de autónomos-- no es suficiente para acometer los cambios que necesita la economía para superar la crisis. Por ello, han exigido al Gobierno la apertura inmediata de una mesa de diálogo social tripartita que estudie las medidas necesarias para reconstruir social y económicamente el país.

"Que el Gobierno vaya tomando medidas unilateralmente no sería tan efectivo como si adoptara todo un paquete de soluciones junto con los empresarios y los sindicatos. Eso nos ayudaría incluso a que los economistas visualizaran una recuperación en 'V' que nosotros queremos", ha dicho Álvarez.

Por su parte, Sordo ha urgido a abrir dicha mesa de negociación "en los próximos días" y ha añadido que deberá completarse con las conclusiones políticas de la comisión parlamentaria y con otro ámbito de diálogo que, en su opinión el Gobierno debería abrir con las comunidades y los ayuntamientos.

 

Normas
Entra en El País para participar