Financiación

El Tesoro vende 12.000 millones a 20 años con demanda récord

España ha cerrado una emisión sindicada a ese plazo por primera vez y con una prima de 28 puntos básicos frente al bono a 15 años

El Tesoro vende 12.000 millones a 20 años con demanda récord

La colocación del nuevo bono español a 20 años ha sido todo un éxito. BBVA, Crédit Agricole, Citi, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Nat­west han recabado órdenes por más de 78.000 millones de euros y han vendido 12.000 millones de un bono que vencerá en octubre de 2040. La prima final se ha reducido, debido a la fuerte demanda, a 28 puntos básicos por encima de la rentabilidad del bono a 15 años, frente a los 30 que comenzaron ofreciéndose.

No existe actualmente en vigor ninguna obligación española con una duración de 20 años. Las más cercanas son una que expira en julio de 2037 y que paga en el mercado secundario un 1,2%, y otra que vence en octubre de 2050 con una rentabilidad del 1,5%. Finalmente el rendimiento del nuevo bono es del 1,251% y pagará un cupón del 1,2%.

El apetito de los inversores internacionales, que han comprado el 83% de la emisión, ha sido el responsable del éxito de la operación. De los 460 inversores que han participado, un 25% procede de Francia e Italia. Por detrás, se sitúan Reino Unido e Irlanda con un 18% del efectivo captado, mientras que inversores alemanes, austriacos y suizos representan el 16,8% del total. Fuera de Europa, destaca el 4,8% que han adquirido vehículos de EE UU y Canadá, y también el 2,8% que ha recaído en los exigentes inversores asiáticos, de acuerdo a los datos del Ministerio de Economía.

Según el perfil de inversor, más de un tercio de la colocación ha sido adquirida por fondos. Algo menos de otro tercio lo han tomado bancos y en el tercio restante han destacado aseguradoras y fondos de pensiones (18,1%), por delante de hedge funds o instituciones oficiales.

Con la colocación, el Tesoro ha cumplido ya un 67,3% del objetivo anual de emisión a medio y largo plazo que revisó el pasado 21 de mayo de 2020, hasta 185.969 millones, frente a los 117.469 millones iniciales. El coste medio de la deuda en circulación se sitúa en mínimo histórico, un 1,98%, al tiempo que su vida media alcanza un récord de 7,81 años.

El Tesoro ha acelerado la financiación con el lanzamiento de otras dos emisiones sindicadas desde que se declaró el estado de alarma. La primera fue el 24 de marzo, cuando el organismo de financiación del Estado colocó 10.000 millones de euros a siete años con una demanda que multiplicó el importe vendido por 3,6 veces. El precio fue del 0,84%.

La segunda tuvo lugar el 22 de abril, y entonces logró la proeza de vender 15.000 millones de euros, lo nunca visto, a un plazo de 10 años. La demanda rozó los 100.000 millones y la avidez extranjera fue notable.

El Tesoro español no fue el único en apelar a los mercados de capitales. Reino Unido, Irlanda y Grecia también emitieron bonos sindicados. Y en todos los casos las emisiones se cerraron con un éxito similar a la española. Irlanda atrajo 69.000 millones de euros, por 78.000 millones de Reino Unido (70.000 millones de libras) a 30 años. Alemania y Finlandia, además, han anunciado que preparan sus propias colocaciones, a 30 y 20 años, respectivamente.

Normas
Entra en El País para participar