Francia presenta un plan de apoyo de 15.000 millones de euros para la industria aeroespacial

El Gobierno galo alega que un gran número de puestos de trabajo están en juego debido a la caída de la demanda de viajes aéreos por el Covid-19

Policía francesa vigila la terminal 2 del aeropuerto parisino Charles de Gaulle, el 14 de marzo de 2020. rn
Policía francesa vigila la terminal 2 del aeropuerto parisino Charles de Gaulle, el 14 de marzo de 2020. AP

Francia ha desvelado este martes un plan de 15.000 millones de euros para apoyar a la industria aeroespacial. El Gobierno galo ha defendido este paquete de ayuda como una medida para combatir el alto número de puestos de trabajo que están en juego debido a la caída de la demanda de viajes aéreos por la crisis del coronavirus.

El plan incluye un fondo de inversión de al menos 500 millones con un tope marcado de 1.000 millones para servir de impulso a los proveedores medianos; otros 300 millones de euros se emplearán en ayudar a los subcontratistas aeroespaciales a modernizar sus instalaciones.

Francia, asimismo, invertirá 1.500 millones en tres años en apoyo de la investigación en tecnología respetuosa con el medio ambiente. De ellos, 300 se habilitarán este año. El plan, presentado por algunos miembros de la primera plana, como el ministro de Economía Bruno Le Maire, refuerza algunas medidas que ya estaban disponibles como planes de permisos y garantías de crédito a la exportación.

Ayudas a Air France

El Gobierno galo, a través de un comunicado, ha destacado que "en total, este plan representará más de 15.000 millones de euros de ayudas, inversión, préstamos y garantías". De ellos, 7.000 millones de euros para la aerolínea de bandera Air France ya fueron anunciados, así como una aceleración de pedidos existentes de aviones cisterna Airbus (utilizados para reabastecer en vuelo a otras aeronaves) y otros equipos militares.

El propio Le Maire anunciaba a los medios franceses en abril que de los 7.000 millones para la aerolínea gala, 4.000 serán préstamos garantizados por el Estado pero aportados por un consorcio de bancos franceses e internacionales, y los otros 3.000 son un préstamo estatal directo.

El Estado, que posee el 14% de su capital, ha fijado condiciones tanto de rentabilidad, "porque es el dinero de los franceses y es necesario que Air France haga un esfuerzo", como ecológicas, con la intención de que esa empresa "se convierta en la más respetuosa del planeta con el medio ambiente".

Normas
Entra en El País para participar