Medios de comunicación

La justicia estudia medidas cautelares sobre la junta de Mediaset en España

Vivendi impugnó la reunión de accionistas de febrero y habrá una vista el 22 de junio

 Silvio Berlusconi, fundador de Berlusconi.
Silvio Berlusconi, fundador de Berlusconi.

Vivendi  impugnó los acuerdos de la junta extraordinaria de Mediaset del pasado 5 de febrero, en la que se modificó el plan de fusión con su matriz italiana, retirando alguno de los aspectos más lesivos para los accionistas. Pero el grupo galo no se dio por satisfecho. El conglomerado francés, que controla el 28,8% de Mediaset Italia solicitó la adopción de medidas cautelares. La vista relativa a dicha solicitud de medidas cautelares ha sido fijada para el día 22 de julio de 2020. Bersluconi tiene el 44,2% del capital de la italiana.

La Audiencia Provincial de Madrid ya ratificó en un auto al que ha tenido acceso CincoDías las medidas cautelares que adoptó en octubre el juzgado de lo mercantil número 2 de Madrid y que suponían la “suspensión cautelar de los acuerdos sociales aprobados en la junta de Mediaset España, celebrada el pasado 4 de septiembre de 2019”. Una victoria para Bolloré en lo relativo a la junta de septiembre.  La suspensión de los efectos de la junta de septiembre supuso que la fusión planteada, hace ya un año, entre Mediaset España y su matriz italiana queda bloqueada.

Tras esta suspensión, Mediaset celebró una segunda junta  tanto en la empresa italiana como en la filial española, para modificar los estatutos de la sociedad en la que quedarían agrupados los activos europeos del grupo. Vivendi ha impugnado la junta española y es para la que reclama medidas cautelares que se estudirán en una ista el 22 de jujio. La empresa que tendría los activos, llamada Media For Europe, sería la accionista mayoritaria de Mediaset España y Mediaset Italia. La agregación de la española supone la dilución de los accionistas minoritarios como Vivendi y la creación de "acciones de lealtad" que refuerzan el control de la familia Berlusconi. De ahí la oposición de Vivendi.

También en la segunda junta de Mediaset Italia Vivendi no votó por toda su participación, sino solo  por el 9,6%. El resto del capital controlado por la firma gala está en manos de una sociedad instrumental, Simon Fiduciaria, cuyos derechos de voto están anulados por una decisión del supervisor italiano del sector de las telecomunicaciones que, según el Abogado General de la UE, es contraria al derecho europeo. Está pendiente la decisión del TJUE.

Además, Vivendi considera que el proyecto de fusión aprobado en la segunda junta es el mismo que el de la primera junta, tuvo en cuenta los aspectos modificados en los estatutos de MFE mediante  las juntas celebradas de enero y febrero, en Italia, pero sin que esto alterara la adopción de medidas cautelares. La Audiencia reconoce que la estructura del voto de lealtad está diseñado para blindar absolutamente el control de Fininvest (los Berlusconi) sobre MFE. A cinco años, los Berlusconi tendrían el 56,35% de los votos y Vivendi, el 36,85%.

Normas
Entra en El País para participar