El Bundesbank anticipa una caída del PIB alemán del 7,1% en 2020 sin contar los nuevos estímulos

El programa de la canciller alemana Angela Merkel no se incorporó a tiempo en el pronóstico del banco central alemán

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. rn rn rn rn rn 27022019 ONLY FOR USE IN SPAIN
El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. 27/02/2019 ONLY FOR USE IN SPAIN Arne Dedert/dpa

El Bundesbank, el banco central de Alemania, anticipa una contracción del producto interior bruto (PIB) de la mayor economía europea del 7,1% en 2020, aunque la entidad presidida por Jens Weidmann ha reconocido que el nuevo programa de estímulo de 130.000 millones anunciado por el Gobierno de Angela Merkel, que no pudo incorporarse a tiempo a los pronósticos, elevará en más de un punto porcentual el crecimiento de este año.

Con vistas a los dos próximos años, el banco central germano espera que el crecimiento del PIB de Alemania rebotará del 3,2% en 2021 y del 3,8% en 2022, aunque advierte de que estos pronósticos se verán también afectados por el anuncio del nuevo paquete de medidas de estímulo anunciado por Berlín.

En este sentido, Jens Weidmann ha destacado que las finanzas públicas "están contribuyendo a la estabilización". "Un estímulo adicional también es apropiado a la luz de la situación actual, y agradezco el paquete de estímulo económico", ha añadido, señalando que el PIB real podría ser más de 1% más alto este año y alrededor del 0,5% más alto el próximo año.

Según el escenario base del banco central alemán, la economía sufrirá una contracción de mayor intensidad en el segundo trimestre, después de la contracción del 2,2% registrada entre enero y marzo, aunque subraya que la actividad tocó fondo en abril y ya ha comenzado a recuperarse de manera lenta, puesto que el impacto de la pandemia y de las medidas de contención solo desaparecerá de forma gradual.

Las previsiones del Bundesbank asumen que a mediados de 2021 habrá una solución médica eficaz contra la Covid-19, lo que impulsará la recuperación económica, aunque advierte de que aún existe un elevado grado de incertidumbre.

Asimismo, el banco central germano contempla un escenario macroeconómico más benigno en el que la contracción del PIB en 2020 será del 3% con un rebote del 6% en 2021, mientras que bajo la hipótesis más pesimista planteada, el PIB de Alemania caerá hasta un 10% en 2020 y seguirá en recesión el ejercicio próximo, con una contracción del 1%.

El pasado mes de diciembre, el Bundesbank había proyectado que la economía alemana dejaría gradualmente su "adormecimiento", con un crecimiento del 0,6% en 2020, que se aceleraría hasta el 1,4% en 2021 y 2022, aunque ya el pasado mes de febrero advertía de que Alemania cerraría el presente curso en recesión.

En cuanto a los precios, el Bundesbank ha destacando que la bajada del IVA contemplada en el plan del Gobierno tendrá un impacto notable en la evolución de los precios, ya que su transmisión completa reduciría en alrededor de un punto porcentual la tasa de inflación prevista para este año, mientras que la incrementaría en la misma proporción el que viene.

Sin incluir el efecto del plan del Gobierno, el escenario central de la entidad apunta a una subida del 0,8% de los precios en 2020, que alcanzará el 1,1% en 2021 y el 1,6% en 2022.

Normas
Entra en El País para participar