Telefónica adelanta a 2030 su objetivo de cero emisiones

La compañía lanza un sello que indica la sostenibilidad de sus productos a los clientes empresariales

Sede central de Telefónica en Madrid.
Sede central de Telefónica en Madrid. Reuters

Telefónica refuerza sus planes de sostenibildiad con el medio ambiente. La teleco española ha decicido adelantar 20 años su compromiso de alcanzar la cifra de cero emisiones en sus principales operaciones, de forma que en lugar de lograrlo en 2050 como estaba inicialmente previsto, se ha marcado 2030 como fecha objetivo.

Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, ha anunciado este nuevo objetivo en el contexto de la campaña global Race to Zero COP26 que, con el apoyo de la GSMA, persigue movilizar la labor conjunta de empresas, países e inversores para alcanzar una huella neta de carbono cero.

"Telefónica quiere apoyar la campaña Race to Zero para acelerar la oprtunidad de conseguir una emisión neta de gases invernadero cero lo antes posible. La digitalización es esencial para descarbonizar la economía y es parte de la solución. Las soluciones digitales que ofrecemos al clientes, así como la mayor eficiencia de nuestras redes están ayudando a reducir emisiones", ha explicado Vilá.

Además, en un comunicado, la empresa ha indicado que esta revisión se produce después de lograr en 2019 una reducción del 50% de las emisiones de CO2 a nivel mundial, adelantando así el cumplimiento establecido por la compañía para 2025. Telefónica indica que en el pasado ejercicio evitó 3,2 millones de toneladas de CO2 gracias a sus servicios, de modo que por cada tonelada que la teleco emite a la atmósfera por su normal actividad, los clienes ahorran 3,3 toneladas.

El objetivo de Telefónica es reducir 10 veces su huella de carbono en 2025. Una reducción que acompañará de la mano de la digitalización. De ahí, el lanzamiento en estos días del sello Eco Smart para ayudar a sus clientes empresariales a identificar las soluciones de Telefónica que les permiten reducir su consumo de energía o agua y sus emisiones de CO2 y potenciar la economía circular.

El sello dispone de varios iconos (energía, agua, CO2 y economía circular) que adquieren color para identificar el recurso sobre el que incide el servicio. Además, se incorpora a los catálogos de descripción de los servicios u otros materiales para apoyar los beneficios positivos que se generan tras su implantación.

Normas
Entra en El País para participar